El personaje del Chavo del 8

Quico reveló que es hincha de Rosario Central

Carlos Villagrán, quien encarnó a uno de los personajes más entrañables de la historia de la televisión, dialogó con Telefe Rosario respecto de su carrera y su reciente incursión en la política.


Quico en Canalla

Carlos Villagrán nació el 12 de enero de 1944 en Ciudad de México. Es el segundo de cuatro hermanos, de una familia muy humilde que completaban su padre Carlos y su madre Eva Eslava. A sus ocho años, cuando en un cumpleaños familiar infló los cachetes para imitar a su tío “El Chapera”, se produjo la primera aparición de un personaje conocido y querido por todos: Quico.

En 1967 Carlos tuvo su primer trabajo, como reportero gráfico del periódico El Heraldo de México, que le permitió cubrir los Juegos Olímpicos de 1968 y el Mundial de Fútbol de 1970. Esto le significó también la posibilidad de incursionar en el mundo del espectáculo, ya que con la credencial de periodista le permitían ingresar a Telesistema, un reconocido canal de televisión, en el que pudo hacer sus primeras apariciones como extra. “Siempre quise ser futbolista o cómico, y me terminé decidiendo por lo segundo porque el ingreso al mundo de la comedia era más accesible”, reconoció el propio Carlos en diálogo con Telefe Rosario.

Algunos años más tarde, precisamente el 26 de febrero de 1973, se emitió por primera vez el programa que cambiaría para siempre la vida de los protagonistas y de gran parte del público, El Chavo del 8. Sin embargo, hubo que esperar hasta 1978 para poder verlo en Argentina, por la pantalla de lo que en aquel momento era ATC, hoy devenido en la Televisión Pública. Cabe señalar que la primera vez que Carlos interpretó a Quico fue en el año 1971, durante el segmento de “Los supergenios de la Mesa Cuadrada” dentro del programa Sábados de la Fortuna.

“Yo siempre me tomo todo a broma”, dijo Carlos en el inicio de la entrevista. Y continuó: “A lo largo de los 50 años de vida que tiene el Chavo he recibido una inmensa cantidad de muestras de afecto permanente de la gente y eso me quedará por siempre en el corazón”.

En lo que respecta a su relación con Quico, el propio Carlos reconoció: “Me llevo muy bien con Quico. Hay dos maneras de verlo: la positiva o la negativa, y yo me quedó con la primera. Muchos me dicen que no sé hacer otra cosa que no sea Quico pero no me preocupa. Quico me dio de comer a mí y a mis hijos durante 50 años”. Y añadió: “Esto me enseñó a ser agradecido y humilde, y cuando tienes eso es fácil poner los pies en cualquier terreno y oír a la gente”.

Esto último que explicó, despertó en él esa necesidad de poder retribuirle a la gente el afecto que le brindaron a lo largo de su carrera. Es por esto, que hace algunas semanas se inscribió como precandidato a la gubernatura del estado de Querétaro, México, por el partido “Querétaro Independiente”, de cara a las elecciones del próximo 6 de junio.

“Definitivamente mi incursión en la política puede ser recibida de forma negativa por la gente, a tal punto que apenas me inscribí comencé a recibir las primeras ofensas. Pero no me molesta porque sé que es parte de las reglas del juego. Sabiendo esto hicimos un análisis previo muy exhaustivo de la situación, y como la idea me gustó desde el principio le dije que si al partido”, reflexionó Villagrán.
“Nunca llegué tarde a un capítulo del Chavo y eso quiere decir que siempre fui muy responsable. Tengo mucho entusiasmo en esta nueva plataforma y veo muchas necesidades en la gente que me movilizaron mucho y que tienen que ser atendidas”, reflexionó.

Por otro lado, cabe recordar que Carlos vivió de manera itinerante en diversas ciudades del continente: México D.F., Caracas, Buenos Aires, Santiago, Miami y Rosario, entre otras. “Viví once años en Argentina y allí aprendí a amar a todos los argentinos”, esbozó.

Al mismo tiempo, recordó su paso por Rosario de la mejor manera, destacando las ofertas gastronómicas que ofrece la ciudad y la pasión con la que se vive el fútbol. “Me gustó mucho Rosario, sobre todo los restaurantes que hay en la zona del río, y principalmente, lo rico que es el matambrito de cerdo, un corte que solo existe en Argentina”, comentó entre risas.

Durante su estadía en la ciudad, no estuvo ajeno a la pasión futbolera y la rivalidad que existe entre Rosario Central y Newell’s. “Mis dos representantes se peleaban tremendamente por el fútbol porque uno era de Central y el otro de Newell´s y yo siempre quedaba en el medio sin saber por quien decidirme”. Sin embargo, reconoció que a pesar de que él va por Boca Juniors, en la ciudad se inclina “más por Rosario Central que por Newell´s”.

Finalmente, y proyectando a futuro, Carlo contó que está trabajando en un libro anecdotario que repasa su carrera y que tiene dos propuestas más. Una de ellas es la de realizar una película en la que interpretaría a un abuelo que tiene el deseo de reunir a toda su familia para navidad y la otra que le fue acercada por el conductor y productor, Gerardo Rozín. Esta última, consiste en un documental para Netflix en la que repasarían pura y exclusivamente el fenómeno generado a partir de Quico.

 

Fuente: Rosario.Telefe.com

Comentarios