Tribunales de San Lorenzo

Quién es el pistolero que aterrorizaba a vecinos de Puerto San Martín

Pidieron ocho años y medio de cárcel en la apertura del juicio por múltiples delitos desde octubre de 2019 hasta abril de 2021. Cuando la policía fue a buscarlo se escondió bajo la cama para evitar que lo lleven


Robber or criminal is aiming with a black gun, blurry face

En Tribunales de San Lorenzo comenzó el juicio oral contra Cristian Joel Barreto, a quien Fiscalía le atribuyó los delitos de robo calificado por uso de arma impropia, dos hechos de abuso de armas, otros dos hechos de amenazas calificadas por el uso de arma de fuego, lesiones leves y graves dolosas, daño, amenazas, resistencia a la autoridad y lesiones leves en concurso ideal todo en concurso real, solicitando la pena de 8 años y medio de prisión efectiva.

El fiscal Leandro Lucente le atribuyó lo ocurrido el 28 de septiembre de 2019 a las 4.30 de la madrugada en Santa Fe al 200 de la ciudad de Puerto San Martín, cuando el acusado interceptó a una víctima que ingresaba a su casa y le propino un golpe en la cara con un palo, haciéndola caer. Luego comenzó a asfixiarlo y le robó la billetera con dinero en efectivo y documentación, dándose a la fuga del lugar.

El 26 de octubre de 2019 a las 5 de la madrugada en Misiones al 100 de Puerto San Martín, el imputado agredió a otra víctima con un arma de fuego tipo revolver calibre 22. El hecho se produjo en ocasión de verlo acercarse a un vecino del barrio, momento en el cual giró y sin mediar palabra apuntó con su arma y le efectuó un disparo, impactando uno de los proyectiles en la pantorrilla derecha. Mientras la víctima intentaba sacarle el arma, logró darse a la fuga.

Posteriormente volvió a apuntar a la víctima y lo amenazó de muerte. También se le atribuyó ese mismo día pero a las 11 de la mañana, haber amenazado y exhibir un arma de fuego para amedrentar a otra persona. Esto en circunstancia en que la víctima se dirigía hacia la casa de un familiar por calle Corrientes y al cruzar Misiones se encontró con el acusado. Eligió acercarse para pedirle explicaciones sobre las amenazas a su hermano con un revólver, por lo que comenzó a insultar a la víctima para luego propinarle un golpe de puño en el rostro y con un arma calibre 22 apuntó a la hija menor de edad.

Ese mismo 26 de octubre de 2019, a las 12 del mediodía efectuó tres disparos de arma de fuego contra la pareja de la víctima amenazada una hora atrás. El hecho ocurrió cuando el acusado se acercó hasta la casa en donde vive la persona con quien mantenía el conflicto.

Cristian Barreto sacó un arma y comenzó a amenazarlo para luego disparar tres veces. Cuando llegó personal policial de la Comisaría 5°, las víctimas relataron lo sucedido e indicaron el domicilio en dónde se encontraría el agresor. Los agentes fueron a buscarlo y al entrevistarse con la dueña de casa, autorizó el ingreso de los efectivos que lo encontraron escondido debajo de la cama en uno de los dormitorios.

El 22 de mayo de 2020 a las 20.20 en calle Misiones al 100 de Puerto San Martín, el acusado mantuvo un altercado con los propietarios de un local comercial ya que no accedieron a venderle una bebida alcohólica. Comenzó a dar golpes a la puerta del establecimiento por lo que los hijos del dueño salieron a la calle.

El atacante aprovechó para arrojar un elemento contundente que impactó en la cabeza de uno de los hijos del comerciante. También arrojó otra piedra que impactó en un vehículo que allí estaba.

A raíz del impacto, la víctima sufrió un traumatismo de cráneo con perdida de conocimiento y fractura del peñasco izquierdo del hueso temporal y hemorragia subaracnoidea con heridas en mentón y cuero cabelludo.

El 26 de junio de 2020 a las 16 en Roca y Bolivia de la Puerto San Martín, el agresor caminaba por la calle cuando divisó a un motociclista y le manifestó en voz alta que le iba a disparar.

Y el 14 de abril de 2021, a las 22.50 en calles Maipú y Roca, el imputado caminaba por la calle y al divisar a personal policial se escondió detrás de un contenedor de residuos.

El personal policial decidió requisarlo y se le ordenó colocar sus manos sobre el móvil. Cuando uno de los oficiales realizaba la inspección, Cristian Barreto volteó y le pegó una trompada, haciéndolo perder la estabilidad. Intentó darse a la fuga pero no pudo y fue reducido. Constataron que tenia orden de captura de fecha 23 de mayo de 2020.

Comentarios