Seguridad imposible

Raimundo pegó un grito y cuestionó los pocos policías para San Lorenzo

Desde el Ministerio de Seguridad se anticipó que de los 800 agentes egresados, 500 quedarán en Rosario, 200 en Santa Fe y solo 100 se distribuirán en el resto de las localidades


El intendente de San Lorenzo, Leonardo Raimundo, se mostró en “total disconformidad” con el reparto territorial de los agentes policiales egresados del Instituto de Seguridad Pública Pública (Isep).

En declaraciones al portal airedesantafe, el secretario de Seguridad, Jorge Bertolozzi, anticipó que de los 800 nuevos agentes, 500 serán enviados a Rosario, 200 a Santa Fe Capital y los otros 100 se distribuirán en  las restantes 363 localidades que hay en territorio santafesino, lo que determina que más de las dos terceras partes no dispondrán siquiera de uno.

“Proporcionalmente, sería un tercio de policía por pueblo. Parece una broma de mal gusto”, dijo el mandatario, quien ya días atrás había reclamado que se incremente en 50 por ciento el personal actual, la restitución de los operativos de saturación, más patrullajes y controles en los accesos.

“La gente nos exige a los intendentes que hagamos cosas por la seguridad y acá hacemos controles de tránsito, hemos sacado ordenanzas exigiendo adicionales de policía y de tránsito en la salida de los boliches, modificamos los horarios de nocturnidad, hemos puesto cámaras de seguridad hasta en la sopa, estamos haciendo operativos de tránsito y pusimos luces led en toda la ciudad para mejor iluminación; o sea que estamos haciendo todo lo que podemos ya que lo que no puedo hacer yo es disponer sobre la policía, porque la policía es provincial”, explicó Raimundo.

En este sentido sostuvo que por su intensa actividad económica y social, San Lorenzo debe contar con una dotación de agentes muy superior a la actual. “El reparto de policías tiene que ser con criterios vinculados a la población, pero también al movimiento de personas. San Lorenzo tiene 55 mil habitantes pero de día hay más de 100 mil personas: miles de camiones todos los días, 18 sucursales bancarias, colegios secundarios, un comercio pujante, tribunales, los puertos y la aduana más grande del país”, fundamentó.

Y en la misma dirección, añadió: “Aún si aplicamos la proporcionalidad y van 500 a Rosario, tienen que venir no menos de 30 a la ciudad de San Lorenzo. Que 20 ó 30 para toda la Unidad Regional XVII, porque entonces se reparten entre Capitán Bermúdez, San Lorenzo, Puerto San Martín, Fray Luis Beltrán…eso así no sirve”.

Luego, el jefe del Ejecutivo local insistió en el cuestionamiento al criterio aplicado al reparto de los agentes. “Dicen que la cantidad de policías a Rosario y Santa Fe es porque allí está el foco de la inseguridad ¿Tenemos que esperar a que pase lo que está pasando en Rosario?”, concluyó.

 

Comentarios