Rajoy cede a la presión y prorroga la ayuda a los desocupados

El presidente español renovará la subvención de 400 euros mensuales que reciben desempleados de larga duración. En el medio de una histórica ola de recortes, la oposición y los sindicatos pedían que se mantuviese el programa.


“Ésta es una ayuda pequeña para las personas en situación de peor dificultad. Mejorándola, creo que tiene sentido en un momento como éste”, manifestó esta mañana Rajoy tras reunirse con el rey Juan Carlos en el Palacio de Marivent, la residencia vacacional de la familia real en la isla de Mallorca, donde abordaron la grave situación económica en la que se encuentra España.

Esa ayuda de 400 euros mensuales (unos 494 dólares) durante medio año, ligada a la participación de los desempleados de larga duración en programas de formación, terminaba mañana miércoles. Ahora mismo la están cobrando unas 150.000 personas.

Bajo el nombre de Plan Prepara, la introdujo en febrero de 2011 el ex presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, en el marco de una crisis económica que hasta ahora dejó casi 5,7 millones de desempleados en España, el 24,63% de la población activa.

El Ejecutivo aprobará la prórroga en el consejo de ministros que celebrará el 24 de agosto y lo hará con efecto retroactivo, de forma que podrán beneficiarse de ella las personas que se incorporen al Plan Prepara a partir del 16 de agosto, según explicó Rajoy tras el primero de los despachos tradicionales que el monarca y el jefe del Ejecutivo mantienen durante las vacaciones de verano.

Será la segunda prórroga del Plan Prepara que lleva a cabo el gobierno conservador de Rajoy. El jefe del Ejecutivo avanzó que su gobierno modificará ese programa para que funcione mejor y cumpla mejor el objetivo de la reinserción de los desempleados de larga duración en el maltrecho mercado laboral español.

Los sindicatos y el Partido Socialista (PSOE), el principal de la oposición española, llevaban semanas presionando al Ejecutivo para que no suprimiese la ayuda de 400 euros.

Además, varios dirigentes destacados del gobernante Partido Popular abogaron públicamente en los últimos días por que el Ejecutivo la prorrogase. Hay “gente que no tiene otra cosa para vivir”, dijo el líder del PP en el País Vasco, Antonio Basagoiti.

Comentarios