Cámara de Apelaciones

Rechazaron pedido de 10 años más de cárcel para Pochón por abusar de su hija en Bermúdez

Bianca, la bermudense que fue víctimas de abusos durante 13 años, se mostró "enojada e indignada" y cuestionó el fallo de las camaristas. Y aseguró que su padre la hostiga desde la cárcel a través de cuentas truchas. "Vivo libre como lo soñé pero con miedo", confió.


«Indignada y enojada». Así se mostró Bianca en redes sociales por el fallo en segunda instancia que dejó firme la condena de 20 años de cárcel para Enrique Pochón. El fiscal Juan Ledesma había apelado la resolución inicial solicitando 10 años más de cárcel para el padre biológico que abusó sexualmente de la bermudense durante 13 años hasta dejarla embarazada.

Bianca, que ahora lleva el apellido materno Emile, cuestionó el fallo del tribunal integrado por las camaristas Carina Lurati, Gabriela Sansó y Georgina Depetris. Y en una extensa publicación aseguró que Pochón la hostiga desde la cárcel de Piñero a través de cuentas truchas “para seguir nuestros pasos”.

“Después de esperar casi tres meses (cuando solo tenía que ser uno), me notifican que «salió el fallo de segunda instancia, confirmaron la sentencia de primera instancia». Tres meses de espera, nervios, ansiedad y estrés fueron en vano. Porque no aceptaron los 10 años de más que pedíamos, estaba tan esperanzada e ilusionada pensando en que iba a tener 10 años más de respiro, que 10 años más de libertad iban a ser míos”, lamentó Bianca.

“Tenía mucha fe de que así iba a ser, porque el tribunal que encabezaba la apelación eran tres juezas, mujeres, y pensaba que ellas iban a poder ponerse en mi lugar, que iban a poder juzgar a un violador desde la carne, la piel y la cabeza de una mujer. Pero no fue así, tengo que conformarme con 20 años. Porque así es la justicia argentina, tenemos que conformarnos y agradecer que al menos le dieron 20”, recriminó la joven de Bermúdez.

“Siempre dije que ninguna condena va a reparar tanto daño que sufrí de este monstruo. Pero era confortante saber que iba a estar encerrado 10 años más, que cuando salga, si es que sale, ya no le iban a quedar ganas de joderme, aunque aun estando adentro lo hace desde cuentas truchas que se hace en redes sociales para seguir nuestros pasos, hasta eso tengo que tolerar, que encerrados tienen más libertad que algunos afuera”, criticó.

“Vivo libre como siempre lo soñé, pero con miedo -reconoció Bianca-. Miedo de algún día recibir un llamado y que sea él, porque con sólo escucharle la voz me paraliza, miedo porque sé que sabe cosas mías aun estando encerrado, miedo de cada solicitud que acepto investigando a fondo si esa persona es de verdad o puede llegar a ser él”.

“Aun encerrado le tengo tanto, tanto miedo… No logro entender cómo no existen penas más altas. Que tenga que conformarme con tan poco, que ser violada tantas veces durante 13 años, tener que pasar un embarazo no deseado, el proceso de adopción, todo el sufrimiento, sea juzgado penalmente con 20 años”, añadió la víctima.

“Estoy indignada y enojada. Deseo que algún día la justicia argentina cambie. Y deseo poder terminar mi carrera para en algún momento ser parte de ese cambio. Porque si violás, cagate sorete y morite dentro de esa cárcel. La pena de muerte tendría que existir. Para éste y tantos cosos más”, concluyó.

Comentarios