Recursos de amparo para que la familia que vive en una sala de internación

La familia Bonomi sigue conviviendo, como desde hace tres meses, dentro de una sala de internación del Centro de Salud de Fray Luis Beltrán.


La familia Bonomi sigue conviviendo, como desde hace tres meses, dentro de una sala de internación del Centro de Salud de Fray Luis Beltrán. Ayer, en la sesión del Concejo Municipal de esa localidad, la temática iba a ser abordada mediante un pedido que elevó el edil Jorge Monasterolo, por el que solicitaba informes al Ejecutivo. Sin embargo, la reunión fue suspendida a último momento, y tal petición, quedó en suspenso.

Monasterolo reconoció que esta familia dispone de una resolución dictaminada por el juez penal sanlorencino Eduardo Filocco para proteger su estadía en el lugar, como consecuencia de un recurso de amparo por que impide su desalojo “hasta tanto la Municipalidad le asegure otro lugar donde vivir”, apuntó el edil.

Los Bonomi accedieron a ese sitio tras ser desalojados de una precaria vivienda en el barrio Ombú, la que ocupaban desde hacía algunos pocos meses. Provenientes desde Rosario, el grupo está conformado por un matrimonio con tres hijos menores de edad. “Lo único que pido es una ayuda del municipio para agilizar un alquiler, a bajo precio, y sin necesidad de tantos requisitos, como recibos de sueldos o garantías, de lo que no disponemos”, señaló oportunamente e e jefe del clan.

La ubicación en el Centro de Salud “fue idea de un concejal oficialista, y contó con la adhesión del intendente, pero bueno, la promesa que les hicieron luego, parece, no se cumplió y los Bonomi se quedaron ahí. Esto es inadmisible, pues no se trata de un sitio adecuado, y es más, yo me pregunto como el secretario de Salud lo permite, pues por protocolo debió negarse desde un principio”, acotó Monasterolo.

Comentarios