Análisis

Reforma laboral: “Es extremadamente positiva para los trabajadores”

Julián De Diego, doctor en Ciencias Jurídicas, analizó los pormenores del anuncio de Javier Milei en materia laboral. "Plantea reformas legislativas importantísimas de todo el tronco legal", celebró.

El reciente Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) emitido por el presidente Javier Milei ha generado un intenso debate en diferentes espacios. Para arrojar luz sobre lo concerniente al ámbito laboral puntualmente, el doctor en Ciencias Jurídicas Julián De Diego entregó un análisis detallado sobre los aspectos clave de este anuncio.

“Es una reforma verdaderamente desafiante en el sentido de que no solamente avanza sobre todos los institutos del derecho al trabajo, sino que además hace reformas legislativas importantísimas de todo el tronco legal, de las leyes de contrato de trabajo, de asociaciones sindicales, de convenios colectivos, y de toda la campaña que hace el proyecto contra la industria del juicio”, planteó el especialista en diálogo con Marcelo Fernández por CNN Radio Rosario.

Según De Diego, esta reforma aborda tres grandes módulos. El primero, una lucha contra la “industria del despido”, apuntando a la derogación de multas y la actualización de créditos laborales. Se destaca la simplificación del proceso de registro laboral, ahora a cargo del trabajador denunciante y respaldado por el Ministerio de Trabajo.

“Derogó todas las multas y agregó en el artículo 276 de la ley de contrato de trabajo que dice que si hay un juicio laboral, se actualiza por el índice de precios al consumidor más un 3 por ciento de interés. Simplificó todo en esa norma”, expresó.

El segundo módulo “se enfoca en la reforma de la ley de contrato de trabajo, buscando ampliar la libertad de contratación y reducir las cargas sociales para fomentar el empleo”. En ese sentido, destacó que “se promueve la flexibilidad en las condiciones laborales, adaptándolas a la actualidad, como la implementación de jornadas promedio para ajustarse a las dinámicas del trabajo actual, incluido el teletrabajo”.

“Quita de la ley de contrato de trabajo todas las restricciones que impiden la libertad de contratación y le agrega incentivos para mejorar la contratación. El incentivo que agrega es muy importante, ya que baja considerablemente las cargas sociales y las contribuciones patronales”, señaló.

“El tercer módulo aborda los convenios colectivos, sindicatos y huelgas”, indicó De Diego. “Se destaca la supresión de la ultraactividad de los convenios colectivos, lo que implica que al vencerse un convenio, debe negociarse uno nuevo en plazos establecidos, fomentando así la actualización y adaptación a la realidad actual”, destacó.

“Además, se declaran servicios esenciales a diversas actividades, como la educación y la salud, evitando paralizaciones prolongadas por huelgas, mientras se introducen medidas para revisar aportes sindicales y contribuciones a obras sociales, permitiendo a los trabajadores migrar a otras entidades si no reciben los servicios adecuados”, expresó.

Ante la consulta sobre la valoración de esta reforma, De Diego destacó que es “extremadamente positiva para los trabajadores”, garantizando indemnizaciones claras y fórmulas de cálculo preestablecidas. Sin embargo, reconoció que es todo un desafío su implementación y su impacto a largo plazo en el crecimiento y la estabilidad económica del país. “Pero como iniciativa me parece fantástica”, concluyó.