Resurge el auge por las escuelas técnicas

De a poco las escuelas técnicas de la región parecen volver a captar o tentar a decenas de alumnos. Este año se graduarán cerca de 150 alumnos que están preparados para ingresar al mercado laboral de manera directa e inmediata.


Un recorrido por varias escuelas técnicas de la región permite destacar que de a poco son más los jóvenes que optan por esta especialidad de estudios a la hora de curso el colegio secundario. Prueba de ello es lo sucedido hace exactamente una semana en la Escuela de Enseñanza Técnica N° 477 “Combate de San Lorenzo”, donde cientos de padres esperaron poder anotar a sus hijos bajo una lluvia tan intensa como peligrosa.

En este colegio histórico de San Lorenzo se anotarán para comenzar el año 2014 el ciclo lectivo un total de 200 alumnos. Ese número se compone de 140 alumnos nuevos, 40 que son elegidos entre familiares y hermanos de alumnos actuales, y otros 20 bancos que se les otorgan a alumnos repitentes.

El número es muy importante, y mucho más si se los compara con los 70 jóvenes que terminarán sus estudios en este 2013. “Este año se gradúan 70 chicos. Es un número muy alto y muy importante para nosotros que demuestra un claro resurgimiento de la enseñanza técnica en nuestra zona”, destacó el director del establecimiento Juan José Milia.

A este número de graduados técnicos deben sumarse otros 20 de la Escuela Técnica N° 410 de la ciudad de Fray Luis Beltrán; además de otros 50 de la Escuela Industrial N° 293 de la ciudad de Capitán Bermúdez. Es dable destacar que ambas instituciones la currícula para el año 2014 será de alrededor de 150 bancos.

Las escuelas técnicas de la región permiten a los alumnos graduarse con avanzados conocimientos en electromecánica y electrónica; además de hacer particular hincapié en disciplinas como carpintería y herrería.

“La formación que reciben los alumnos es muy buena y les permite tener la capacidad suficiente para terminar su cursado e incorporarse directamente al mercado laboral. Con 18 o 19 años, los chicos tienen la posibilidad de terminar sus estudios y entrar a una PyME o una gran empresa de la región”, señaló Juan José Milia.

Pero además de la posibilidad de aprender los detalles del oficio, se incorporó un nuevo conocimiento que es fundamental para los alumnos. Es que ahora en el cursado, los jóvenes reciben nociones básicas para emprender negocios. Sobre ello, Milia destacó: “Es algo que ha caído muy bien en los chicos, que se dan cuenta de que pueden iniciar su propio negocio apenas terminan las clases”.

Y a todas las bondades mencionadas restar sumar que desde hace unos años, alumnos de las escuelas técnicas tienen la posibilidad de realizar prácticas profesionalizantes (las llamadas pasantías laborales) en las empresas más importantes del cordón industrial. Fue gracias a un acuerdo entre las escuelas, el Ministerio de Educación provincial, y la Cámara de Comercio, Industria y Servicio de San Lorenzo y zona. “El contacto con el mundo laboral, tan real y palpable para los chicos, ha sido fundamental para el cierre de sus estudios”, agradeció el docente.

 

Comentarios