Reunión en Francia del Club de París para reclamar la deuda argentina

Los países acreedores mantendrán un encuentro en la sede del Ministerio de Economía y Finanzas francés para analizar mecanismos de renegociación con Buenos Aires. La Argentina adeuda a los bonistas unos 9000 millones de dólares.


En abril, los países acreedores del Club de París enviaron una misiva al gobierno nacional reclamando alguna respuesta formal tras más de diez años de default. Aún sin novedades, hoy volverán a reunirse para analizar mecanismos de renegociación con Buenos Aires.

La cita será en la sede del Ministerio de Economía y Finanzas de Francia, donde se juntarán bonistas, académicos como Anna Gelpern y Mitu Gulati, de las universidades American y Duke respectivamente, y Nicola Stock, titular de la Task Force Argentina; y Hans Humes, del fondo Greylock Capital, publicó el diario Ámbito Financiero.

Esperan “con ansiedad y preocupación” un plan de pagos por parte de la Argentina para comenzar a cancelar los alrededor de 9000 millones de dólares que el país le adeuda al Club de París, añadió otro matutino porteño.

La reunión de hoy, en rigor, no será la primera. Ayer, en la capital francesa hubo un cónclave entre banqueros, bonistas y representantes del Club de París, al que también asistieron funcionarios del FMI y del Banco Mundial, donde analizaron reestructuraciones de deuda, entre las cuales se habló del caso argentino.

“Los acreedores intercambiaron puntos de vista sobre la situación de la reestructuración de la deuda externa de la Argentina y en particular en el tratamiento de los hold-outs (bonistas que no entraron al canje de deuda). El sentido de la discusión fue que, siguiendo este enfoque de reestructuración de la deuda, la Argentina no ha podido volver a acceder a los mercados internacionales de capital”, explicó el Instituto de Finanzas Internacionales – uno de los organizadores de ese encuentro- a través de un comunicado.

La negociación sobre el plazo de cancelación de la deuda con la Argentina quedó trunca desde el año pasado, porque el país reclama que no participe de las reuniones, y el acuerdo, el FMI. Además, tampoco se pudo llegar a un entendimiento sobre el monto que se le adeuda a los bonistas: el Club reclama más de u$s9.000 millones, incluidos los intereses vencidos, mientras que el Ejecutivo nacional plantea alrededor de 7.000 millones.

Comentarios