Robó, agredió, se escondió con su abuela y luego fue detenido

Un joven de 18 años fue detenido ayer luego de robar en la sede de la Cooperativa de Agua Potable de Puerto San Martín. Luego de ser identificado por la policía, agredió a los uniformados con insultos y golpes. La abuela lo “guardó”, pero luego fue detenido.


Ocurrió este fin de semana, cuando un joven de 18 años ingresó a la Cooperativa de Agua Potable de Puerto San Martín, 9 de Julio 144, y se llevó dos cajas de herramientas. Según destacaron testigos, el joven vestía una remera de color negra con un nº 4 en la espalada y ese dato terminó siendo revelador para detenerlo luego.

El joven involucrado se dio a la fuga por las calles de Bº Petróleo y, tras realizarse un patrullaje en la intersección de calle Tucumán y Fangio, efectivos observaron un grupo de hombres, entre ellos uno que vestía una remera color negra con el nº 4.

Al intentar identificarlo y detenerlo, el joven comienza a proferir distintos tipos de agravios, y al intentar dialogar comienza a ponerse muy nervioso y atacar a los uniformados con golpes de puño y patadas,  impactando una de ellas en el espejo derecho del móvil.

Tras un forcejeo, el joven se dio a la fuga y se refugió en la casa de su abuela, en Fangio 26. En ese lugar el morador de la vivienda primero intentó evadir a los efectivos, aunque terminó entregando al delincuente,  el cual se había cambiado de ropa. Una vez en sede policial el detenido informó la ubicación de los elementos sustraídos,  por lo que las mismas son halladas dentro de un lavarropas viejo en la puerta de su domicilio. Se identificó a este sujeto como Maximiliano V. de 18 años domiciliado en la dirección del arresto.

Comentarios