Roboran un camionero y los entregó la madre

Dos jóvenes delincuentes atacaron a mano armada a un camionero en la Ruta 11 y América, en Puerto San Martín. Luego de robarle $ 700 y un celular se dieron a la fuga. Estaban escondidos en una casa y la madre de uno de ellos los entregó.


Según detallaron fuentes policiales “dos delincuentes asaltaron a un camionero en la intersección de Ruta 11 y América, lo golpearon y le sustrajeron la suma aproximada de 700 pesos, y su teléfono celular”.

Por suerte para el conductor, el hecho estaba siendo observado por un automovilista, el cual le dio aviso a la policía y gracias a ello se logró luego la detención de los rufianes.

“La patrulla persiguió a los delincuentes hasta una casa ubicada en calle Pte Roca al 1400, también en Puerto General San Martín, donde el personal policial fue atendido por la propietaria, quien entregó a su hijo de 16 años e informó que en la habitación de este último se encontraba escondido un sujeto desconocido para ella”, informaron desde la policía local.

Atento a ello, y contando con la autorización para el ingreso del personal policial a la finca, en el cuarto indicado por la señora se detuvo al otro delincuente, siendo luego identificado como Darío G. de 22 años oriundo de la misma ciudad.

Cabe señalar que se secuestró en la habitación, dentro de una mesita de luz, el dinero denunciado como sustraído y el celular que presuntamente había sido robado al camionero. En la parte trasera de la vivienda, donde hay un tapial alto, se secuestró el arma utilizada para cometer el ilícito.

Producto de este robo, fueron detenidos un menor y un mayor de edad, domiciliados en Puerto San Martín. Ambos ladrones quedaron detenidos en sede de Comisaría 5° de esa ciudad.

La víctima del atraco se llama Pedro K. de 54 años, domiciliado en la localidad bonaerense de Bahía Blanca. Este no es el primero de los episodios que se producen donde el conductor de uno de estos rodados es atacado por delincuentes.

Muchos jóvenes aprovechan las grandes distancias que recorren los camioneros y la desolación de alguno de esos trayectos. El jueves a la mañana, cuando fue perpetrado este robo, llovía muchísimo en la región y prácticamente nadie circulaba por las calles de la ciudad.

Comentarios