La vida por la pelota

Rompieron el alambrado y entraron de prepo a jugar al fútbol en cancha privada

Sucedió este fin de semana. Decenas de personas accedieron al predio de Roldán Rugby y sin más armaron varios picaditos. No les importa que se trate de una propiedad privada


Las canchas de césped sintético que pertenecen al club Roldán Rugby, en la homónima localidad, fueron asaltadas, este fin de semana, por un grupo de forajidos que destrozaron el alambrado perimetral y se metieron al campo de juego para hacer varios picaditos de fútbol.

Como si se tratara de algún cuento del Negro Fontanarrosa o de Eduardo Sacheri, un grupo de personas movilizados por el deseo irrefrenable de disputar un partido de fútbol  hace todo lo posible con alcanzar con tan noble objetivo, y para eso ni les importa romper con las reglas sociales y el estado de pleno.

Lejos de la literatura, la realidad mostró precisamente eso: decenas de personas usurparon el predio y destrozaron el alambrado perimetral, sin importales que se trataba de una propiedad privada y que había carteles indicatorios sobre “prohibido pasar”.

Una vez más, el lugar fue vandalizado.

“Hace cuatro años que eso viene sucediendo. Estamos cansados de hablar con la gente y explicar que no pueden hacer eso, pero sigue pasando. La policía y la Guardia Urbana van y los sacan, pero a la media hora o al otro día vuelve a suceder”, expresaron los directivos de la institución

Los hechos acontecieron durante la tarde del sábado en el campo que el club posee en Tierra de Sueños 3.

Fuente: elroldanense

Comentarios