Rosarinas y el freno a la importación: faltan prótesis mamarias y de glúteos

Los cirujanos admiten que la falta provocó una crisis en la temporada de implantes. La caída en la actividad supera el 60 por ciento. Problemas para tener el escote deseado.


El cierre a las importaciones también alcanzó a la estética. La faltade prótesis mamarias y de glúteos importados frenó abruptamente el nivel de implantes de siliconas en esta temporada previa al verano. Así lo confirmaron a La Capital dos cirujanos plásticos, quienes admitieron las dificultades y advirtieron que la sustitución de los implantes importados por nacionales está lejos de ser una realidad. Además, reconocieron que la caída en la actividad supera el 60 por ciento. En los consultorios, crece la lista de espera, en su mayoría de pacientes mujeres que quieren agrandarse el busto.

Si bien no son un insumos imprescindibles para la salud, muchas veces las prótesis se usan para cirugías reparadoras de tumores mamarios. Por ello, la escasez de los agregados de silicona mezclan lo exclusivamente estético con otros factores vinculados a temas sanitarios.

Temporada. En muchos consultorios de cirugía plástica de Rosario la colocación de implantes se vive con preocupación. “Estamos atravesando una época del año en la que se acerca el verano y las mujeres quieren lucir una bikini. Quieren operarse ahora y hasta noviembre, por eso estacionalmente es necesario que las prótesis estén disponibles”, destacó el cirujano plástico Guillermo Siemienczuk, quien además es directivo de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica.

“Si comparamos con otros años, tenemos más de un 60 por ciento menos de pacientes. Si antes de las restricciones operábamos unas 23 pacientes al mes, en este momento serán unas 6 mensuales. El problema es que no tenemos las prótesis y, entre la pesificación y la escasez, es lo mismo que en verano no haya helados”, comparó el médico especialista Fernando Soraires al admitir que en su consultorio hay más de 25 pacientes en lista de espera para cirugías estéticas.

En la actualidad, los médicos locales se abastecen de productos que llegan fundamentalmente de Brasil, Estados Unidos, Alemania y otros países europeos.

Comentarios