Rosario

No pudieron evacuar bebes de neonatología luego de una amenaza de bomba

Así lo confirmó una enfermera del CEMAR, mientras evacuaba el edificio con un bebé en brazos. Además contó que la policía llegó una hora después de que realizaron el llamado.


Alrededor de las 9 de la mañana, el 911 recibió un llamado telefónico que alertaba por la presencia de un artefacto explosivo en el edificio del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (CEMAR), ubicado en San Luis y Moreno.

Ante esto, las autoridades implementaron el protocolo de emergencia y ordenaron la evacuación tanto del CEMAR, como del edificio lindero, la Maternidad Martín. De esta manera, el personal de salud y los pacientes acataron lo ordenado por la policía y la brigada de explosivos que trabajaban en el lugar.

En el sexto piso de la Maternidad funciona el área de neonatología, compuesta por una sala privada de informe para padres y familiares, sala de personal, sala de extracción para leche materna y áreas técnicas. Tiene paredes vidriadas hacia la sala de espera, permitiendo a los padres y familiares ver a los recién nacidos.

“Bajamos a los bebés que podíamos en brazos, pero más de la mitad de neonatología quedó llena. La policía llegó una hora después de que los llamamos e hicieron un controls de 15-20 minutos. Nos alejaron del edificio y a los cinco minutos nos hicieron volver a ingresar”, explicó una enfermera del servicio de neonatología en declaraciones a CNN Radio.

Este relato, deja en evidencia que el accionar de la policía no fue óptimo dado que ante una emergencia de tal magnitud no se hicieron presentes en un tiempo razonable, y que además, el protocolo empleado muestra varias falencias ya que más de la mitad de los niños que estaban en neonatología no pudieron ser evacuados.

Comentarios