Asamblea de Trabajadores por la Salud

Rosario “Sin nuevas medidas habrá 200 muertes evitables más este mes”

La Asamblea de Trabajadores por la Salud se manifestará este viernes frente al Monumento. Reclaman implementar “el Botón Rojo intermitente” ante el avance de la pandemia. Trabajadores de atención primaria se declararon en crisis


La región promedia casi 1.500 contagios diarios hace varias semanas.

La Asamblea de Trabajadorxs por la Salud Colectiva, un grupo que nuclea al personal sanitario de efectores públicos y privados de Rosario, realizará este viernes a las 12.30 una intervención en el parque frente al Monumento a la Bandera para reclamar que se restringa el contacto social ante el fuerte avance de la pandemia de coronavirus en la ciudad.

“La región está promediando casi 1.500 contagios diarios hace varias semanas, en un contexto donde el Estado fue perdiendo iniciativa a la hora de regular la circulación. Según las proyecciones del Conicet, de no restringirse el contacto social, habría al menos 200 muertes más por el coronavirus de aquí a fin de mes, que podríamos evitar si se toman medidas a tiempo”, señalaron desde ese espacio.

“Hasta las propias autoridades de salud a nivel municipal y provincial han reconocido en estas horas la necesidad de tomar alguna medida de restricción. Por eso venimos pidiendo el Botón Rojo intermitente”, reclamaron desde la asamblea.

La concentración del viernes será “con estricto protocolo de distanciamiento” para “ayudar a la toma de conciencia”. Los médicos buscan hacer visible su preocupación por la situación que se atraviesa ante el covid en el sur santafesino. Algo que ya habían manifestado por carta los directores de Centros de Salud al intendente Pablo Javkin y el gobernador Omar Perotti.

“Lo que nos pasa a nosotros como trabajadores de la salud, con agotamiento, también sumando contagios y fallecimientos, es sólo una parte. Acá se está naturalizando que Rosario se haya convertido en el epicentro de la pandemia a nivel nacional y eso es lo más grave”, agregaron y resumieron con la consigna: “Cerrar para no contagiar, abrir para trabajar”.

Crisis en la atención primaria

Los profesionales de los Centros de Atención Primaria (APS) que dependen del Ministerio de Salud Provincial realizaron este miércoles un paro ante la crisis del sector. Les faltan insumos básicos, equipos de protección personal, medicación, refuerzo de personal y pago de deudas. Esto se suma a los aumentos no remunerativos no bonificables con equipos agotados, diezmados por aislamientos, contagios y sin ningún tipo de licencias para descansar, señalaron desde Siprus.

“La situación es más que crítica, como ha sido de público conocimiento se han tenido que cerrar centros de salud por estos faltantes, en contexto de emergencia sanitaria por pandemia de covid-19, ha aumentado la demanda y la complejidad de las problemáticas en poblaciones más vulnerables. Es necesario que con urgencia el gobierno provincial fortalezca los equipos en territorio, con todo lo necesario para atender y resguardar la salud”, afirmó Elsa Sampallo, secretaria general de Siprus Rosario.

Comentarios