Como las ciudades más avanzadas

San Lorenzo evoluciona con un complejo de usos mixtos sobre el río Paraná


Uno de los grandes desafíos de las ciudades en todo el mundo es cómo generar viviendas para una población cada vez mayor, que estén conectadas óptimamente con las zonas comerciales, manteniendo un bajo impacto ambiental, y recuperando espacios verdes.

Una de las soluciones que se implementaron exitosamente para lograr esos objetivos han sido los complejos de usos mixtos, que contemplan las necesidades diversas de la población, con ejemplos como “Brusco” en Montevideo, el Centro Zorlu en Estambul, o la Ciudad de México, donde el 40% de los m2 en construcción tienen esta característica.

Este concepto multifuncional consiste en generar sinergia entre viviendas, comercios, gastronomía y recreación en espacios verdes, optimizando la movilidad.

San Lorenzo renovó en los últimos años su planificación urbana, promoviendo la puesta en valor de su ribera para lograr nuevos paseos que fomenten el turismo, mientras suman servicios de interés para toda la comunidad.

A partir de este nuevo marco fue concebido Mirarío, un proyecto que acercará el acceso al río Paraná a todos los sanlorencinos y contará con una rambla pública parquizada, con muelle incluido. Entre el nivel superior de la barranca y el río sumará un paseo gastronómico y comercial, accesible desde calle Hugo Parente.

 

Esta mezcla de usos se completa con dos edificios bajos, con unidades de 1, 2 y 3 dormitorios y oficinas corporativas.

El innovador proyecto lleva la firma de Grupo Noro, una experimentada desarrolladora de San Lorenzo y de Edilizia, empresa constructora rosarina especializada en aplicar tecnología de última generación en la planificación de obra, reduciendo costos ocultos y acortando significativamente los plazos de ejecución.

La comercialización de Mirarío ya comenzó y está en manos de Diego Vacis Propiedades, comercializadora especializada en desarrollos e inversiones inmobiliarias de San Lorenzo.

 

 

Comentarios