San Lorenzo: Huyó de media docena de ladrones y terminó colgado en las barrancas del Paraná.

Fue sorprendido en plena calle y huyó con rumbo hacia el río. Al llegar a la costa siguió corriendo hasta que trepó con la intención de desembarazarse de la turba. Lo rescató la policía


Un joven caminaba por la zona de Urquiza y Colón, en San Lorenzo, cerca de la medianoche, cuando fue sorprendido por una bandita de no menos de seis personas, varios de ellos menores de edad, que lo cercaron y le solicitaron que les entregara todo lo que llevaba de valor.

No solo se negó, sino que huyó de inmediato del lugar, optando como camino de salida la costa ribereña.

Tomó la bajada de calle Urquiza y una vez enfrentado a las aguas del río, corrió barrancas abajo hacia el Club Náutico, a toda la velocidad que podía, y que detrás suyo, los malvivientes lo perseguían.

Desesperado por la situación, y ante la imposibilidad que alguien lo auxiliara, ya que se encontraba en un sitio inóspito, se decidió por subir la empinada barranca, a la altura de calle Moreno.

Recién entonces, los ladronzuelos desistieron y se fueron.

Tras aguardar algunos minuitos y reponer energía, la víctima intentó retomar su camino, pero se vió imposibilitado de hacerlo pues bajar resultaba muy arriesgado, y seguir subiendo, también.

Así hechó mano a un último recurso: pedir socorro a los gritos. Una patrulla policial que recorría la zona (barrancas arriba) lo escuchó y lo ayudó a regresar a tierra firme, sano y salvo.

 

Comentarios