Todo sigue igual

San Lorenzo y Puerto no le aplicarán impuesto al combustible

Desde ambas ciudades aseguraron que no están analizando seguir los pasos de Rosario y otras localidades que aprobaron una tasa que recarga con 1,6% el valor del litro de combustible.


En medio de un clima que se empieza a tensionar por la decisión de Rosario de aplicar una imposición tributaria sobre los combustibles (denominada Tasa Vial), medida a la que se plegaron Funes y Capitán Bermúdez, desde los municipios de San Lorenzo y Puerto General San Martín aclararon que no tienen previsto adoptar una medida similar.

Consultadas por SL24, las autoridades de ambas localidades aclararon que no están pensando en recargar (con el 1,6 por ciento) el valor de cada litro de nafta que se despache en las estaciones de sus ciudades.

«Ni siquiera lo hemos analizado, así que todo lo que se diga en sentido contrario es un bolazo», coincidieron, palabras más palabras menos, las fuentes sanlorencinas y puertenses en las últimas horas.

Piden revocar la tasa vial

Un conjunto de entidades empresariales presentó formalmente una solicitud a la Municipalidad de Rosario para revocar la Tasa Vial. A través de un comunicado alegan que se trata de una imposición tributaria inconstitucional y prometen llevar su reclamo a la Justicia.

Las entidades que firman la solicitud son la Asociación de Transporte de Cargas de Rosario (ATCR), Sociedad Rural de Rosario (SRR), Movimiento Nacional Pyme (MONAPy), Fundación Apertura, Cámara Federal de Transporte Turístico, Conectando Empresas y la Asociación Empresaria de Funes.

Los asesores legales de estas instituciones autoconvocadas sostienen que la tasa (equivalente al 1,6 por ciento del precio del litro de combustible), aprobada por el Concejo Municipal, “carece de legalidad y está prohibida por leyes nacionales, provinciales y municipales”.

Según argumentan, la tasa estaría violando la ley provincial 10197, que prohíbe a municipios y comunas crear gravámenes locales en conflicto con el régimen federal, lo que podría resultar en la pérdida de la coparticipación de impuestos nacionales por parte del municipio.

Además, insisten en que la tasa “sobrepasa la legislación 505/58, del Estatuto Orgánico de Vialidad Nacional, cuyo artículo 29 prohíbe crear gravámenes locales sobre los combustibles líquidos”.

Los empresarios del transporte advierten que esta tasa aumentará los costos, impactando directamente en el consumidor. Por otro lado, las cámaras de estaciones de servicio argumentan que el impuesto “incrementa el costo administrativo y financiero”.

Aunque la Tasa Vial aún no se ha implementado, ya que el gobierno de Pablo Javkin está definiendo los mecanismos de retención con las estaciones, se espera que se aplique a lo largo del primer trimestre. Mientras tanto, municipios vecinos como Funes y Capitán Bermúdez han aprobado sus propias tasas viales, y hay expectativas por saber qué pasará con el resto.

El intendente Javkin defendió la nueva tasa en una entrevista, argumentando que eliminaron 30 tasas de las 80 que tenía el municipio, que superan en monto a la llamada Tasa Vial. Explicó que este gravamen afecta un fondo específico, eliminando cargas que se pagaban sin considerar los costos.

Comentarios