San Lorenzo ya cuenta con una ordenanza que regula el profesionalismo del mercado inmobiliario

La sancionó el Concejo Municipal para adherir a la ley provincial 13.154 que regula el ejercicio del corretaje inmobiliario. El presidente del Colegio de Corredores, Julio Farah, expuso su parecer


La delegación San Lorenzo del Colegio de Corredores de Santa Fe hace tiempo que pregonaba que el Concejo Municipal local adhiriera a la ley provincial 13.154 que regula el ejercicio del corretaje inmobiliario. Tras sucesivas reuniones con los ediles, finalmente el cuerpo sancionó la ordenanza 3492 que regula la habilitación municipal de los locales comerciales en los que se ejercite el corretaje inmobiliario.

Con esto, los profesionales dispondrán de ese marco legal local para el cumplimiento fiel de dicha normativa provincial.

Para que el municipio habilite este tipo de comercio, además de reunir los requisitos generales exigibles para cualquier actividad comercial, deberán cumplir con que su titular o uno de sus titulares tenga matrícula habilitada otorgada por el Colegio aludido. Así, en adelante, aquel que requiera dicha habilitación deberá presentar copia certificada de dicha matrícula.

La normativa fue celebrada por el presidente del Colegio de Corredores, Julio Farah, quien anteayer visitó San Lorenzo y se reunión con un importante número de corredores para analizar no solo la vigencia de esta ordenanza, sino también, para intercambiar conceptos relacionados con el profesionalismo de la actividad.

“Mirando hacia adelante, es importante para San Lorenzo, pues acompaña la profesionalización del corretaje inmobiliario; sin embargo, también tengo que decir que la ordenanza no se ajusta a la reglamentación legal plena”, sorprendió Farah.

La aclaración corresponde a la disposición que los ediles avalaron en mención a aquellos que poseen inmobiliarias, pero que no pueden certificar ser corredores inmobiliarios. Si bien esta situación convive desde que se reconoció la colegiación de esta profesión, a cuatro años de la sanción de la ley, recién ahora en San Lorenzo se dispondrá su regularización.

La observación de Farah se sustenta en las excepciones que propusieron los concejales, que para aquellos que no certifiquen su profesión, se les concede un plazo de dos años para hacerlo. Durante ese plazo, deberán concurrir a los cursos universitarios a fin que para 2017 evidencien su graduación.

Con la vigencia de esta ordenanza y a fecha 1 de diciembre, la Municipalidad habilitó un empadronamiento en el que los titulares de estos comercios tienen plazo por 120 días para presentar copia certificada de su título como corredor inmobiliario, y para aquellos que no lo son, copia certificada de su inscripción a curso universitario para graduarse como tal.

Vencido ese plazo (dos años), el municipio tendrá pleno poder de policía para clausurar los locales que no se ajusten tanto a la ley provincial como la ordenanza municipal.

 

Comentarios