San Lorenzo

Construyó el primer catamarán impulsado por un motor a energía solar

Hizo la travesía hasta Diamnte sin dificultad alguna. El intendente Leonardo Raimundo lo recibió en su despacho y destacó el "enorme valor" de tal iniciativa. Ahora prepara un bote más grande


A la izquierda el inventor Lucas Hazzi en el despacho del intendente Loenardo Raimundo. A la derecha, el secretario de Deportes.

Lucas Hazzi es un sanlorencino que diseñó su propio catamarán ecológico con el que el domingo pasado llegó a Diamante, Entre Ríos.

La novedosa embarcación de disposición multicasco o catamarán que se utiliza para navegación deportiva y recreativa en diferentes espejos de agua «es impulsada por un motor eléctrico alimentado por módulos fotovoltaicos que son los encargados de transformar la energía lumínica del sol en energía eléctrica», explicó el inventor.

El intendente Leonardo Raimundo recibió a Lucas en su despacho y destacó el “enorme valor valor ecológico, técnico y deportivo” de la iniciativa del joven, que ahora prepara un bote más grande para llegar a Uruguay.

Este catamarán ecológico, bautizado como «Sun» (sol en inglés), mide 5,07 metros de eslora, por 1,9 mts de manga, y tiene una autonomía de 24 horas, según capacidad de las baterías.

Su estructura es de plástico reforzado con fibra de vidrio, desarrolla una velocidad final de 6 nudos (unos 10 kilómetros por hora), y puede transportar hasta 170 kilogramos de peso.

Lucas Hazzi, que es músico, concertista, docente y un estudioso de la energía solar, o sea, todo un autodidacta.

Reconoció que tardó algo más de tres años en construir la embarcación, aunque también utilizó algunos otros más en el proyecto total..

«Hace siete años que vengo investigando las energías renovables no contaminantes y por eso desarrollé esta embarcación propulsada por un motor eléctrico alimentado por 10 módulos fotovoltaicos, los cuales generan energía y la almacenan en un acumulador electroquímico», contó.

El motor luego transforma la energía eléctrica en mecánica que hace girar la hélice produciendo el empuje necesario para el desplazamiento de la nave.

El catamarán tiene 2 cascos simétricos de alto rendimiento hidrodinámico, unidos por 2 tubos transversales de aluminio fijados a los cascos por abrazaderas, y una plataforma central o barquilla que es utilizada para llevar al timonel, un ocupante u objetos de necesidad a bordo.

Hazzi dijo que su idea de construir la embarcación está asociada a la particular geografía de la región. «Quería inventar algo para poder navegar por los diferentes espejos de agua de la zona sin producir impacto ambiental alguno».

El inventor santafesino, integrante de la ONG Asociación Civil Emprendedores de San Lorenzo, señaló que su idea es continuar con el estudio, desarrollo y construcción de otros proyectos sobre energías renovables, como un generador hidráulico (extrae energía del río), y la moto eléctrica que actualmente se encuentra en etapa de finalización.

Acerca de la nueva embarcación anticipó que se trata de un proyecto de gran envergadura: «Será una embarcación híbrida (eólico-solar), de mayor magnitud con objetivos turísticos, con la finalidad de generar futuros puestos de trabajo».

Y respecto a la travesía hasta Diamante, recorrió los 162 kilómetros de distancia exento de dificultades. “Fueron 22 horas río arriba con corriente y viento en contra, y tres días de acampe hasta llegar a Diamante el miércoles de la semana pasada; allí nos quedamos en el Círculo Náutico Diamante, donde la cálida bienvenida que nos dieron hizo que nos quedáramos hasta el lunes”, expresó.

 

Comentarios