Santa Fe se encamina a unificar los comicios locales con los nacionales

Fue la unánime voluntad de todos los partidos políticos que se reunieron con el ministro de Gobierno, Rubén Galassi. Todos pidieron preservar al boleta única. Serían coincidentes las internas.


Las elecciones provinciales (para siete intendentes, renovar la mitad de todos los Concejos Municipales y reemplazar 312 comisiones comunales) y las nacionales (de diputados) se realizarán este año en Santa Fe el mismo día de octubre que fije la Nación. Existe voluntad política para que la unificación alcance a las primarias abiertas. De ese modo, los santafesinos concurrirían solo dos veces a las urnas este año y no cuatro.

Esa voluntad política fue ratificada por los partidos políticos en la ronda de consultas que entre el lunes y ayer realizara el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, quien se encargó de exponer ante sus interlocutores que el ánimo de la Casa Gris es el de simplificar todo lo posible el trámite. Una aspiración que coincidió con las manifestaciones hechas el lunes por las máximas autoridades del Partido Justicialista y el PRO, y ayer por las de los partidos Producción y Trabajo, del Progreso Social (PPS) y los que integran el Frente Progresista (PS, UCR, SI, PDP, Pares y CC).

Los dirigentes y legisladores que desfilaron por el despacho de Galassi coincidieron en reclamar la aplicación de la boleta única en los comicios provinciales. Una solicitud a la que el gobierno no opone reparo aunque tampoco tendría margen para hacerlo ante lo extendido del pronunciamiento de los consultados.

Ayer fueron a la Casa Gris el presidente de la UCR, Eduardo Galaretto; el diputado provincial del socialismo, Eduardo Di Pollina; el presidente del partido Solidaridad e Igualdad en Santa Fe, Oscar Belbey; la diputada provincial por esa agrupación Alicia Gutiérrez; Gabriel Real, por la democracia progresista; Ariel Bermúdez, diputado de la Coalición Cívica, el titular de Pares, Antonio Riestra, y el líder del PPS, Héctor Cavallero, junto al diputado provincial Oscar Urruty.

Galaretto dijo al salir que “como posición política el Frente Progresista manifestó una firme defensa de la boleta única como condición para todo el proceso electoral en la provincia. Desde esta premisa está abierta la posibilidad de elección en forma simultánea de autoridades nacionales y provinciales a fin de facilitar la participación de la ciudadanía y continuar garantizando el proceso de transparencia”.

Di Pollina reveló el pensamiento del gobierno: “Este año puede haber cuatro actos electivos o elecciones simultáneas. Separadas, llevarían muchísimo tiempo de campaña, involucraría a los partidos políticos desde el mes que viene y estamos convencidos de que si se consulta a la población, ésta preferiría votar dos veces y no cuatro”.

Por Producción y Trabajo concurrieron su presidente, Atilio Pignata; el apoderado, Hugo Rodríguez, y el diputado Avelino Lago. Este último diría luego: “Ratificamos la vigencia de la boleta única y también le expresamos al ministro que no tenemos objeciones a la realización de elecciones simultáneas con el avance de cuestiones normativas que están para su tratamiento en la Cámara de Diputados”.

Por su parte, Cavallero y Urruty (PPS) estuvieron de acuerdo en la unificación de los comicios pero respetando el uso de la boleta única. También propusieron el acortamiento de las campañas.

Fechas coincidentes. Nadie salió de las charlas con Galassi sin la convicción de que las elecciones serán unificadas. Y que habrá una única fecha para las internas abiertas y otra única fecha para las generales, tanto provinciales como nacionales. Si la idea del gobernador Antonio Bonfatti difiriera, ayer también se quedó con un estrechísimo margen para hacer otra cosa que lo sugerido por la unánime opinión de los actores partidarios.

Formal y legalmente esas opiniones no son vinculantes; no imponen al gobernador el sentido de su decisión, pero la condicionan políticamente. La Constitución le da el arbitrio excluyente al gobernador para convocar a comicios.

Y, con el veto propositivo que Bonfatti impusiera (y remitiera en las últimas horas a la Cámara baja), a la ley Lacava, recuperó de modo pleno esa facultad. Si bien el veto aún no fue tratado por el cuerpo y tiene plazo para hacerlo hasta fin de mes, habría consenso para aprobarlo.

La ley Lacava ordenaba que las elecciones provinciales no coincidieran con las nacionales para garantizar el uso de la boleta única, resguardo que, según el autor, “era necesario para evitar que las interpretaciones a las normas electorales provinciales y nacionales dieran lugar a que se pudiera permitir el retorno de la boleta sábana”. De ese modo, condicionaba la decisión autónoma del gobernador.

El veto del Ejecutivo permite como excepción la simultaneidad de los comicios pero preservando la boleta única para los provinciales. Declaración ésta que llevó a que los legisladores peronistas anticiparan que avalarán el veto enviado por Bonfatti, con lo que se reimplanta en los hechos la vigencia de la ley electoral 12.121.

Diferentes boletas. En los comicios de este año los santafesinos irán un mismo día a las urnas (en una primera ocasión para las internas abiertas y en otra para las generales) pero deberán usar dos boletas distintas. La única (de un cuerpo para cada categoría, con fotos de los primeros candidatos de todas las listas de todos los partidos a cuyo lado el elector marca su preferencia con una cruz) y la boleta sábana. La primera (la boleta única), en el caso de Rosario, por ejemplo, en el que la elección provincial se reducirá a la renovación de la mitad de los concejales será, una sola. En aquellas ciudades en las que también se elegirán intendentes, serán dos: una con los candidatos a intendentes de todos los partidos y otra con los concejales.

Para la elección nacional se deberá usar la boleta sábana, aunque esta ocasión, por tratarse de comicios de renovación legislativa en la que sólo se elegirán nuevos miembros a la Cámara baja (y no senadores y presidente) sólo tendrá un único cuerpo pero será una boleta por cada partido.

Voto de menores. Los comicios unificados tendrán, en cambio, dos padrones diferenciados. Esto no es sólo un dato curioso, sino que en el caso de los nacionales, en que regirá el padrón nacional, se permitirá que voten todos los ciudadanos desde los 16 años de edad que voluntariamente quieran participar. Pero estos no podrán votar para elegir concejales o intendentes porque en las elecciones provinciales regirá el padrón provincial en el cual no estarán incluidos ya que la Constitución provincial es taxativa al exigir que los electores en la provincia tengan la mayoría de los 18 años para ejercer el derecho a elegir (artículo 29).

Fuente: La Capital

Comentarios