Santa Fe ya está en emergencia hídrica ante la crecida del Paraná

El intendente José Corral la declaró la emergencia ante la inminente crecida del Paraná y dijo que la idea es "contar con todos los elementos que permitan llevar adelante las gestiones para dar la mejor respuesta ante esta situación".


El mandatario se refirió al último informe del Instituto Nacional del Agua con datos sobre esta crecida abrupta del sistema de Paraná, producto de lluvias extraordinarias en Brasil, que hizo que se modificaran los pronósticos de la semana pasada. Y puntualizó que a la fecha “se pronostica un pico 5.85 metros para el 20 de julio”, aunque anticipó que desde el Centro de Operaciones se va a ir actualizando.

“Hemos comenzado a tomar medidas previendo siempre una situación de mayor gravedad, porque la crecida puede adelantarse y hay diferentes escenarios que debemos ir afrontando”, explicó.

En este marco, se realizará diariamente un monitoreo del estado de las defensas y se dispusieron acciones para instalar las bombas en cinco puntos de Colastiné; tres de La Guardia; uno de Colastiné Sur y dos en Guadalupe Norte.

Si bien anticipó que espera tener una reunión para definir acciones conjuntas, el intendente recordó el pedido hecho a la provincia para que cierre el canal Las Mandarinas a fin de evitar que ingrese agua, y el cierre definitivo y consolidado del sector que se abrió en la ruta Nº 1, a la altura del bañado, entre otras medidas.

Consultado sobre el estado actual del anillo consolidado de defensa, resaltó que “hay que hacer mantenimiento. Provincia tiene una licitación ya abierta de 2,5 millones de pesos, que esperamos se adjudique lo más rápidamente”.

Comentarios