Se desplomaron las compras a Brasil en septiembre: 33%

Las importaciones desde Brasil cayeron el 33% interanual en septiembre y así el déficit comercial se redujo un 80% anual a u$s 157 millones, según datos difundidos ayer por el Ministerio de Desarrollo de Brasil.


En el acumulado del año la balanza comercial con Brasil es deficitaria en u$s 1.870 millones, esto representa una retracción de casi el 59% anual.

En septiembre las exportaciones argentinas sumaron u$s 1.323 millones (sólo cayeron el 8% anual) mientras que las ventas externas brasileñas fueron de u$s 1.480 millones (bajaron el 33%).

En los primeros nueve meses de 2012, las ventas externas argentinas al mercado brasileño sumaron u$s 11.605 millones (son el 6% menores que las de 2011) y las de Brasil totalizaron u$s 13.475 millones (resultan un 20% inferiores a las del año pasado).

El derrumbe de las compras de productos brasileños es el segundo más relevante en lo que va de 2012 después del de junio. Al respecto cabe señalar que en septiembre del año pasado las importaciones de origen brasileño marcaron un máximo, lo que potencia la caída este año. El comportamiento de las importaciones desde Brasil responde, sin duda, al retroceso de la demanda interna junto con el impacto de las restricciones comerciales.

Las compras a Brasil más afectadas fueron de mineral de hierro, tractores, bombas y compresores, motores para vehículos, neumáticos, aparatos transmisores y receptores, polímeros plásticos y automóviles para transporte de pasajeros.

Ayer desde el ministerio brasileño justificaban la caída de las exportaciones totales por la crisis económica internacional. Según datos oficiales, las ventas a la Argentina, a la Unión Europea y a Europa Oriental explican el 82,2% de las menores exportaciones en 2012. Pero con relación a la Argentina, la secretaria de Comercio Exterior, Tatiana Prazeres, atribuyó la caída de las exportaciones a varios factores: «La baja tiene que ver con la retracción del mercado, las dificultades y barreras que enfrentan los exportadores y la caída en el precio de los productos». La funcionaria brasileña destacó que el diálogo continuo con el Gobierno argentino ha facilitado el «flujo comercial», aunque todavía no alcanzó el nivel que le «gustaría al Gobierno brasileño». Además señaló que «la situación económica de la Argentina no favorece el crecimiento más acentuado», como les gustaría ver. De todos modos, desde junio las exportaciones a la Argentina vienen aumentando mensualmente, agregó. «La menor demanda interna y las restricciones continúan haciendo caer el flujo de las compras al país vecino. Esta situación se hace tangible en el sector automotor, al registrarse menores importaciones de determinadas autopartes», señala un informe de Abeceb. La consultora destaca además que el mes pasado el intercambio entre la Argentina y Brasil cayó un 23% anual. Las exportaciones a Brasil que más crecieron fueron petróleo, vehículos de carga, productos de perfumería, autopartes y polímeros plásticos.

En septiembre, la Argentina se ubicó en tercer lugar en el ranking de los principales proveedores y compradores de Brasil después de China y Estados Unidos. En 2012 la participación de la Argentina en las importaciones totales de Brasil bajó del 7,4% al 7%.

Comentarios