Se hizo un enorme tatuaje en el pecho para reconquistar a su esposa, pero no le salió del todo bien

José Torres decidió escribirle un mensaje a su mujer para que lo perdone tras una infidelidad, pero cometió dos errores garrafales


Año nuevo, vida nueva, habrá pensado este hombre que el segundo día de 2019 decidió hacer algo increíble para reconquistar a su mujer: escribir un mensaje en su pecho para volver a estar con ella.

“Yo, José L. Torres me hago un tatuaje voluntariamente el 2 de enero de 2019 para poder ganarme la confianza de mi mujer por el dolor y el sufrimiento que causé a nuestro matrimonio”, dice el enorme tatuaje que le cubre todo el pecho y se extiende casi hasta el ombligo.

La “carta”, prosigue: Torres se describe como “mentiroso”, “infiel”, “manipulador”, “engañador”, “amante de las prostitutas” y “deshonesto e irrespetuoso”.

¿El problema? En realidad son varios. Primero, TODO lo que se puso en el pecho. Le falta asesino serial para ser candidato a “peor marido del mundo”. Segundo, los errores de ortografía que muchos empezaron a notar en el mensaje.

“Deciever” en realidad se escribe “Deceiver” (engañador o embustero). E irrespetuoso se escribe “disrespectful”, y no “disrespectul”.

El encargado de hacer el tatuaje, Jorge Araguz, lo compartió en su cuenta de Instagram, donde aclaró “no sabía que tenía faltas de ortografía hasta que empezaron a hablar del tema”.

Antes de poner la aguja en el pecho de su cliente, Araguz le preguntó varias veces si estaba seguro de su decisión. La respuesta siempre fue la misma: “Estaba seguro porque se equivocó y quería probar que iba a cambiar”, afirmó el tatuador, que además comentó que el inglés es su segunda lengua, por lo que siempre le piden a sus clientes que chequeen la ortografía.

Comentarios