Se pagaron $ 240.000 en arreglos por vandalismo

En lo que va del 2012, la Municipalidad de San Lorenzo debió gastar unos $ 240.000 en arreglar elementos del espacio público local que fueron destruidos o robados en actos vandálicos. Con ese dinero se hubiesen iluminado, por ejemplo, 20 cuadras.


Haciendo un repaso detallado de los lugares afectados por distintos actos vandálicos durante presente año aparecen plazas públicas, lugares históricos, y paseos ribereños.

Las plazas más afectadas en la periferia: en la plaza Cantoia (Alem y el río) rompieron un mangrullo entero que tiene un valor de reposición de $ 12.000; en las plazas de los barrios José Hernández y 3 de Febreros los juegos atacados costaron $ 13.000; mientras que en la plaza López se destruyeron objetos por $ 5.000 y en la plaza De las Américas se rompió (a martillazos) un tobogán que tiene un costo también de $ 5.000.

A esos costos hay que sumarles las destrucciones en la Plaza Integradora y en la Plazoleta Sargento Cabral, con un costo para ambas de $ 55.000. “En estos espacios se rompieron carteles indicativos, señalética especial, juegos para chicos especiales, luminarias, y hasta se llevaron parte de un piso de goma que se pone para proteger a los chicos”, detalló el Secretario de Obras Públicas de San Lorenzo Arq. Leonardo Seoane.

Dos de los puntos más elegidos para cometer estos actos son el Campo de la Gloria y la Defensa de la Barranca. “Estamos cansados de arreglar las luminarias del Campo de la Gloria y hasta hemos tenidos que enrejarlas en algunos casos. En la Defensa lo que más atacan son las barandas protectoras, los bancos, las lozas de las escaleras y el daño que se ocasiona con los graffittis que escriben en el piso”, señaló el funcionario e informó: “Los costos en estos lugares ascienden a $ 60.000”.

Como si fuera poco a todo esto hay que sumarle dos casos paradigmáticos ocurridos este año. Uno fue un ataque perpetrado sobre la carpeta de hormigón que estaba recién colocada en el circuito de tránsito pesado sobre Bv. Mitre; mientras que otro es el constate robo de cables de energía perteneciente al alumbrado público. “Entre esos dos hechos sumamos otros $ 90.000 de gastos”, dijo el Arq. Seoane.

¿Sumaron? En lo que va del año se desperdiciaron en concepto de actos vandálicos $ 240.000. “Con ese dinero podríamos haber avanzado en el plan de iluminación, por citar una obra, en unas 20 cuadras”, confió el Secretario de Obras Públcas. Y para ver mejor el impacto agregó: “Hay que tener en cuenta que durante la gestión 2011 2015 proyectamos la iluminación de 250 cuadras, por lo que hemos desperdiciado hasta aquí casi el 10 por ciento de esa inversión”.

“No atribuimos los ataques a ninguna connotación política ni pensamos que son actos que se realizan en contra de esta gestión”, señaló Seoane y agregó: “Lo que hay, evidentemente, es un profundo desprecio por el bien público, por aquello que es de todos”.

 

Comentarios