Se “reciben” policías, pero aún no llega ninguno

Tras el publicitado egreso de 750 nuevos policías en la provincia, aún se ignora el número de agentes que serán destinados para la Unidad Regional XVII. Así lo reconocieron sus autoridades, quienes indicaron que no recibieron comunicación oficial alguna.


Entre el lunes y martes pasado, la plana mayor del gobierno provincial, con Antonio Bonfatti a la cabeza, puso en funciones a estos policías en sendos actos realizados en Rosario y Santa Fe. Entre las declaraciones de los funcionarios, se destacaron los apartados del gobierno provincial para combatir la delincuencia y confirmar su aporte en pos de alcanzar una mayor seguridad urbana.

Sin darlo oficialmente por reconocido, la intención gubernamental es distribuir el grueso de estos efectivos (90 por ciento del total) entre Rosario y Santa Fe, las dos ciudades más densamente pobladas de la provincia. De confirmarse significaría que tan solo 75 agentes quedarían por ser enviados al resto del territorio provincial. Está claro que entre ambas localidades concentran más del 50 por ciento del total poblacional de Santa Fe, y que seguramente, contienen el grueso de los delitos más graves, pero que el resto del territorio santafesino quedo casi descubierto de nuevo personal, no es algo grato para sus habitantes.

Para el caso específico de San Lorenzo, como cabecera de departamento, la semana pasada su intendente Leonardo Raimundo recibió la promesa de Raúl Lamberto, a cargo del Ministerio de Seguridad, de disponer de 30 efectivos “solamente para las comisarías de la ciudad”, remarcó el mandatario, demostrando el resultado de sus gestiones en torno a la seguridad.

En San Lorenzo se vienen realizando diversas convocatorias populares para manifestarse contra la inseguridad, y para cuando tales nombramientos se efectivicen, quizás el tenor de la peticiones decrezcan.

Ahora bien, ¿qué pasará con el resto de las localidades de la zona? “Estimamos que el número de policías que se remitirán para la Unidad Regional XVII podrá rondar entre los 35 a 40 agentes, pero es solo una suposición porque todavía no recibimos información oficial”, le reconoció a agenda el comisario Gustavo Paglia, segundo de la jefatura sanlorencina.

De ser así, lo poco que pueda quedarle de personal será repartido entre las comisarías con más complicaciones. Una de ellas debería ser Puerto San Martín, donde también se realizaron convocatorias populares por más seguridad y en la que su intendente remitió una carta al gobierno provincial solicitándole más policías. En esa comisaría prestan servicios tan solo 19 agentes.

Comentarios