"Los cadáveres se acumulan"

Se saturó la morgue del Eva Perón y pondrán un contenedor refrigerado para ampliarla

La capacidad del lugar se vio desbordada principalmente por los fallecidos de Covid. Para no perder tiempo con ampliaciones, las autoridades resolvieron esta alternativa


En el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria instalarán un container refrigerado para ampliar la capacidad de la morgue, ya que allí son derivados los pacientes que fallecen con Covid-19 en el Hospital Modular y la pequeña sala del efector, con capacidad para cuatro cuerpos, se ve por momentos desbordada.

Según destacaron fuentes de la cartera sanitaria provincial, este nosocomio está teniendo algunas jornadas de colapso. “Realizar una obra de ampliación implicaría mucho tiempo, por eso se tomó la determinación de instalar un container refrigerado para poder colocar los fallecidos”, indicaron.

“Por los protocolos que hay que cumplir con los pacientes que fallecen con Covid, los tiempos de tramitaciones son mayores y por ende los cuerpos se acumulan”, explciaron.

Los protocolos para el manejo de cadáveres de fallecidos por Covid-19 que estableció el Ministerio de Salud de la Nación son muy específicos. Implican, entre otras cuestiones que “las personas que participen en el traslado deberán contar con equipos de protección personal adecuados, similares a los recomendados para el personal de salud que atiende casos en investigación, probables o confirmados para infección por Covid-19 según disposiciones vigentes y cumplir con las normas de bioseguridad dispuestas por ley a tal fin, respecto de quienes manipulan materiales biológicos potencialmente infecciosos”, señalaron

Asimismo, se establece que el cadáver “debe introducirse en una bolsa plástica de alta densidad, impermeable y con cierre hermético, debidamente identificada como material infectocontagioso, que reúna las características técnicas sanitarias de resistencia a la presión de los gases en su interior, estanqueidad e impermeabilidad. La introducción en la bolsa se debe realizar dentro de la propia habitación de aislamiento. Esta bolsa, una vez cerrada y con el cadáver en su interior, se deberá pulverizar con desinfectante de uso hospitalario o con una solución de hipoclorito sódico que contenga 5.000 ppm de cloro activo (dilución 1:10 de una lejía con concentración 40-50 gr/litro preparada recientemente)”.

Comentarios