Secuestran drogas y armas en tres allanamientos simultáneos en San Lorenzo

Este jueves la policía realizó tres allanamientos simultáneos en Santiago del Estero al 500, Dorrego al 2800 y Bv. Mitre y Av. San Martín. Destacan el valor de las denuncias de los vecinos y la colaboración del Municipio.


Los tres allanamientos estuvieron a cargo de las Tropas de Operaciones Especiales, quienes actuaron con la colaboración de la Brigada de Drogas de la Unidad Regional XVII. En total se detuvieron tres personas mayores de edad, cuatro armas de fuego y 40 balas, un automóvil y 481 gramos de cocaína y 2,4 kilos de marihuana.

El primero de los allanamientos se realizó en Santiago del Estero al 500. Allí se detuvieron tres personas: Julio C. de 60 años, Vanina M., de 31 años y al sindicado como vendedor “delivery” Mauro P., 35 años. En el lugar, además, se secuestró una pistola calibre 9 mm marca Bersa, con cartucho en recámara y 12 cartuchos intactos en cargador colocado, una pistola calibre 22 largo marca Bersa con cartucho en recámara y cinco cartuchos en cargador intactos, y en una caja metálica con llave aportada por el principal investigado.

En esa vivienda se encontraron 231 gramos de clorhidrato de cocaína, lista para ser fraccionada en bochitas. Y en un auto Ford Falcon estacionado en la puerta se escondían otros 65 gramos de cocaína.

La segunda vivienda allanada es la del vendedor de la banda, quien oficiaba como “delivery” de drogas. Se trata de una casa en calle Dorrego al 2800 donde se secuestraron más de 2,4 kilos de marihuana, distribuido en cuatro panes irregulares; unos 185 gramos de clorhidrato de cocaína, distribuido en bochitas lista para su comercialización; y dos revólveres calibre 22.

El tercer inmueble allanado es la llamada Parrilla “El Paso”, ubicada en Bv. Mitre y Av. San Martín. Ese lugar funcionaba, según confirmaron fuentes policiales, “como punto de venta de estupefacientes”. Allí se encontró una escopeta calibre 28 y 25 cartuchos, tres de ellos percutados y documentación de relevancia para la causa.

Los crímenes fueron investigados por el Tribunal Federal 4 de Rosario, a cargo del Dr. Bailaque, y la Fiscalía 1 de Rosario a cargo Dr. Digiovanni. La causa, señalaron, “fue iniciada por la brigada local de drogas, reforzada por denuncias al 911 y gracias a los reclamos de vecinos a través del Municipio”.

 

 

Comentarios