Selfie sexual, la nueva tendencia que sigue creciendo entre hombre y mujeres

Sexting, los mensajes de texto subidos de tono o las imágenes muy calientes vía web, es una práctica que en el mundo actual se impone en sus diversas modalidades, certifican encuestas internacionales.


Encuestas indican que un 70% de las mujeres consultadas admitieron la práctica y casi la mitad de estas lo hace mientras trabaja.

La mayoría de la gente en el mundo actual no puede vivir sin su smartphone, pero entre mails de trabajo, whatssaps de amigos o comprar online, otra moda informática sigue ganando muchos adeptos: el sexting.

La práctica del ciber sexo vía webcam ya quedó en el olvido, y hoy la comunicación sexual sucede través del teléfono móvil con mensajes de texto subidos de tono o imágenes que no dejan nada a la imaginación.

La web de contactos Ahsley Madison ha preguntado a 75.000 usuarios en un total de 26 países cómo influye el uso de su smartphone a la hora de mantener una aventura. Un 75% de los hombres encuestados y un 70% de las mujeres admiten practicar sexting (envío de contenidos eróticos por medio de teléfonos móviles).

La mayoría, un 84% de ellos y un 81% de ellas, prefiere el teléfono móvil para cometer estos deslices. Por detrás están las tablets (para el 11% y el 10%) y mucho más lejos la computadora (5% y 9%). Y hasta en las marcas del teléfono que elegimos para estas prácticas existe diferencia.

Además, cuatro de cada cinco hombres encuestados han declarado haberse grabado o fotografiado manteniendo relaciones con su amante. Un 10% del resto lo han hecho con su mujer. Y otro 10% se ha apuntado a la última moda de las celebrities, el selfie, pero con un toque más picante. Eso sí, esta tendencia parece que solo es válida si el acompañante frente a la cámara es el amante: un 72% se atreve a fotografiarse con su aventura y solamente un 7% con su pareja.

Este estudio demuestra además uno de los tópicos más frecuentes de ambos sexos que muestra que ellos en el trabajo, trabajan, y sólo un un 24% hace pausas para escribirse mensajes subidos de tono con sus amantes. Ellas, en cambio, suben un poco ese porcentaje, y un 32% de las encuestadas admite ser capaz de sextear y trabajar al a vez.

Comentarios