Semana clave: Gobierno define el futuro de YPF

Brufau, presidente de Repsol, llegaría hoy porque busca negociar antes de que haya un anuncio.

MD48 MADRID, 29/04/2010.- El presidente de Repsol, Antonio Brufau, durante la rueda de prensa que ofeció hoy en Madrid para presentar los resultados del primer trimestre y revisar la estrategia del grupo en el periodo 2010-2014. EFE/JuanJo Martín

Empieza una semana clave para el futuro de YPF. Se espera que haya una definición del Gobierno de Cristina de Kirchner sobre la intervención o participación del Estado en la empresa.

Aunque la cita no está confirmada, la expectativa es que el anuncio se realice el jueves cuando los gobernadores de las provincias productoras tendrían un encuentro con la Presidente.

La reunión fue pautada al término del último cónclave de la OFEPHI (Organización Federal de Productores de Hidrocarburos) realizado el 27 de marzo en el despacho del ministro Julio De Vido. Formalmente, en el encuentro los gobernadores evaluarán lo realizado en cada distrito en las últimas semanas para avanzar en el objetivo de que aumente la producción de petróleo. Pero en la práctica lo que se espera es que haya un pronunciamiento del Estado nacional sobre las medidas que aplicará para YPF y el sector petrolero en general.

Debido a la inminencia de la definición, hoy estaría llegando a Buenos Aires Antoni Brufau, presidente de YPF y de la española Repsol que con 57% del capital sigue siendo la principal accionista de la petrolera local. La llegada de Brufau se interpreta como un nuevo intento de negociar con el Gobierno sobre el plan para la petrolera.

El directivo español también estuvo en Buenos Aires los días previos al discurso de Cristina de Kirchner el 1 de marzo en la apertura de las sesiones del Congreso. En esa ocasión además había estado en Buenos Aires el ministro de Industria y Energía de España, José Manuel Soria, quien anunció en su país la formación de una comisión para negociar el futuro de YPF, sobre lo cual después no hubo avances.

Propósito
Por ahora no trascendió si Brufau tiene pactada una entrevista con funcionarios del Gobierno. Al margen de las reuniones de directorio de YPF a las que el representante del Estado acudió acompañado por los secretarios de Programación Económica, Axel Kicillof, y de Energía, Daniel Cameron, Brufau estuvo con los ministros De Vido y Hernán Lorenzino a mediados de febrero, cuando estaba menos clara la posición del Gobierno. Ahora, tanto en Repsol como en el grupo local de la familia Eskenazi, hay una postura de sentarse a hablar de precio si el Gobierno quiere comprar una parte de YPF, pero defenderían un valor de la compañía más alto que el que surge de la cotización bursátil que perdió un 35% desde enero.

No obstante, sigue sin estar claro si el Gobierno aceptará o no pagar para lograr una posición de más control sobre YPF. Algunas versiones insisten en que el Ejecutivo presentará primero un proyecto de ley para declarar de interés público la producción de petróleo y combustibles, y que recién después de tener la aprobación del Congreso, se sentaría a hablar de un ingreso en YPF.

La incertidumbre sobre el camino que finalmente elegirá Cristina de Kirchner está alcanzando a los gobernadores de las provincias productoras. El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, adoptó la posición más conservadora y después de rescindir la concesión de dos áreas a YPF, hizo lo mismo con Petrobras, Tecpetrol y la canadiense Argenta quitándole un área a cada una. Con la decisión, Sapag buscó cubrirse de que Repsol lo demande en la Justicia por trato discriminatorio aunque embrolló la relación del Gobierno nacional con Petrobras, a la que algunos funcionarios ven como posible socio de una YPF estatal.

Los gobernadores de Santa Cruz y Chubut, en cambio, optaron por la posición más radicalizada. La primera de las nombradas podría rescindir este miércoles la concesión del área Los Perales-Las Mesetas que producen diariamente unos 2.500 metros cúbicos de petróleo, que significan un 13% de lo extraído en la provincia y un 7,5% de la producción de YPF.

La posibilidad de la quita y una decisión en ese sentido en las próximas 48 horas impactarían de nuevo en el valor de la acción de YPF, pero el gobernador Daniel Peralta asumiría el riesgo de generar un conflicto en el norte de Santa Cruz por la caída de la actividad y el empleo y perdería una proporción importante de las regalías si es demandada por YPF en la Justicia, en el caso de que el Estado nacional no pase rápidamente a tomar el control de YPF.

El mandatario de Chubut, Martín Buzzi, ya le restó a YPF dos áreas (Campamento Central-Cañadón Perdido y Escalante-El Trébol) que representan un 8,1% del petróleo para la provincia y un 6,4% para YPF, pero ésta presentó un recurso en la Corte Suprema y esta instancia u otra podrían dictar una medida de no innovar. Aun enfrentado a esa posibilidad, Buzzi anunció que mañana abrirá una licitación para esos yacimientos y que aspira a que un operador privado se asocie con la provincial Petrominera. De esta manera, el mandatario provincial buscaría cubrirse de quedarse con las manos vacías frente a una eventual estatización de YPF que mantenga las cosas como están hasta ahora para los ingresos provinciales.

Fuente: Ámbito Financiero

Comentarios

10