“Si declarás, estás muerta”. Amenaza para la hermana del comerciante asesinado en Granadero Baigorria

Gabriela, hermana de Edgardo Giménez, muerto el pasado 30 de octubre tras balearse con ladrones, fue intimidada por desconocidos. Ayer hubo una nueva marcha en pedido de Justicia


Anoche, y como viene ocurriendo cada miércoles desde el 30 de octubre, se realizó una manifestación en la plaza 9 de julio de Granadero Baigorria para exigir justicia, seguridad y el esclarecimiento del crimen del comerciante Edgardo Giménez, asesinado durante un robo a su negocio.

A estos ya tradicionales reclamos se agregó un hecho más y es el vinculado a las amenazas proferidas por desconocidos a la hermana de Edgardo. “Si declarás en la audiencia estás muerta”, le dijeron cuando Gabriela viajaba desde Rosario, más precisamente desde Tribunales -donde montó una guardia a la espera de una audiencia imputativa que se practicará a los sospechosos detenidos en el asesinado del comerciante- y fuera abordada en plena calle, en jurisdicción del barrio de Echesortu.

Según contó Gerardo, un amigo que llevaba a Gabriela en su Ford EcoSport desde Tribunales a la marcha de Baigorria, todo ocurrió cuando llegaron al semáforo de bulevar Avellaneda y Rioja. “Dos tipos que nos venían siguiendo en una Honda Titán se nos pusieron al lado, rompieron la ventanilla de atrás y manotearon la cartera de Gabriela, en la que tenía unos 10 mil pesos, el expediente, celulares y otras cosas”, relató al diario La Capital. Después, vino la amenaza.

Minutos luego, los vecinos baigorrienses comenzaron a concentrarse en la plaza y se anoticiaron de lo ocurrido, por lo que la indignación del centenar y medio de personas reunidas, fue mayor aún.
Carla Peirone, la viuda del comerciante, informó que durante la tarde de esa jornada (ayer) se reunió con el ministro de Seguridad de la provincia, Raúl Lamberto, y con su par de Justicia, Juan Lewis, además de oficiales de primera línea de la policía. “Queríamos agradecerle la investigación y la captura de estos delincuentes (los sospechados en el crimen de su esposo). Nos garantizaron seguridad mientras dure la causa y nos asignaron una custodia”, explicó.

Respecto a los detenidos e involucrados en el crimen, son cinco y todos permanecen presos. La aprensión se produjo el pasado martes luego de una persecución policial que se inició en Pueblo Esther y acabó en Rosario.

Los cinco cacos, todos integrantes de una “pesada” banda delictiva que asola la zona y es investigada desde hacía un tiempo por la policía, está integrada por Joaquín P., de 29 años y vinculado al robo de la planta de Metalbo SRL de Ovidio Lagos al 6800, el 21 de agosto de 2012; Néstor Fabián R., de 44 años y apodado “El cumbia”, quien tiene dos condenas (una de 2003 a 4 años y medio de prisión y otra de 2008 a 5 años de cárcel por una serie de robos a supermercados chinos) y que estaba con pedido de captura por no volver a prisión tras una salida transitoria; Carlos Andrés D., de 28 años y con antecedentes por robo automotor; David Eugenio P., de 33; y Hernán Walter O., de 21 años.

Comentarios