Finanzas

Simulador de plazo fijo: la mejor ayuda para dar los primeros pasos en el mundo de las finanzas


Herramientas financieras

Con un dólar caro y difícil de comprar, el plazo fijo se ha convertido en una de las opciones preferidas por los argentinos para combatir la inflación. Se trata de un tipo de inversión que no requiere grandes conocimientos financieros, ya que existe el simulador de plazo fijo, que calcula el interés que generará el dinero depositado.

 


El simulador de plazo fijo es un gran aliado de las personas que quieran dar sus primeros pasos en el mundo de las finanzas, ya que realiza el cálculo del dinero exacto que se recibiría de manera automática, a cambio de que se ingresen dos datos: el monto que se desea invertir, y el plazo por el que se planea dejar el dinero inmovilizado.

Además, el simulador de plazo fijo es uno de los secretos que se encuentran detrás de la popularidad de los plazos fijos, no solo por contribuir a que sean operaciones fáciles de realizar, sino que también demuestran que se trata de inversiones seguras de las cuales se conoce exactamente el dinero que se recibirá en todo momento.

Son muchas las páginas web de los distintos bancos que cuentan con sistemas que permiten calcular cuánto dinero se podría generar con este tipo de inversión. Uno de los sitios más completos es el simulador de plazo fijo ICBC, que permite incluso hacer proyecciones a distintos plazos con el monto que se haya ingresado. 

Los simuladores pueden utilizarse sin la necesidad de ser clientes de los bancos, con lo cual resultan grandes herramientas a la hora de comparar el interés que ofrecen las distintas entidades por el dinero que se planea invertir, y así poder elegir la que mayores rendimientos ofrezcan por el dinero.

 

¿Qué se necesita para hacer un plazo fijo?

Para constituir un plazo fijo, los bancos no suelen establecer condiciones demasiado complejas. Por lo general, todos suelen exigir tres requisitos básicos: el establecimiento de un plazo, de la moneda, y de un monto mínimo de dinero a invertir.

Argentina es uno de los países del mundo en el que se ofrece el abanico más grande de plazos. Aunque el período mínimo establecido por las entidades financieras suelen ser los 30 días, los plazos fijos pueden contratarse también por períodos de hasta un año.


El plazo elegido es uno de los factores que determinan la tasa de interés en este tipo de inversiones. La regla general señala que existe una relación directa entre el plazo y la tasa de interés, de modo que al aumentar el primero, también aumenta la segunda. 

El simulador de plazo fijo permite observar las variaciones que producen los distintos plazos en la tasa de interés obtenida de forma simple y clara. Se pueden hacer pruebas ingresando distintos plazos y viendo cómo aumenta o disminuye el interés obtenido al aumentar o disminuir el plazo.

El segundo requisito mencionado, que es el de la moneda de la inversión, refiere a que las entidades financieras suelen ofrecer la opción de constituir plazos fijos tanto en pesos como en dólares.

Por último, el requisito de los montos mínimos hace referencia a la cantidad mínima de dinero con la que hay que contar para poder generar un plazo fijo. El monto mínimo suele ser de mil pesos argentinos o de mil dólares norteamericanos, aunque puede variar según el banco del que se trate.

También es importante señalar que, así como los bancos no exigen que quien utilice el simulador de plazo fijo sea cliente del banco, tampoco exigen que quienes realicen plazos fijos allí sean clientes.

 

Comentarios