Coronavirus

Sin cabeza: Desbarataron otra fiesta clandestina con más de 200 parroquianos

A pesar de su prohibición, alguien organizó el evento y dos centenares de asistentes concurrieron a la cita. Responsabilidad social cero


Una fiesta clandestina fue desbaratada en la madrugada de ayer, en Rosario.

El evento se desarrolló en una propiedad sita en calle Gálvez al 1700 y se estima que había casi 200 personas en el interior.

La información la confirmó la Secretaría de Control y Convivencia del municipio rosarino.

Personal municipal y policial se llegaron hasta el lugar luego de recibir denuncias de los vecinos.

Se constató la fiesta y se procedió a clausurar el lugar y detener al dueño de la casa.

Este tipo de reuniones están prohibidas por el decreto presidencial vigente, dentro de las medidas preventivas anticovid.

Comentarios