Coronavirus

Gremio camionero salió a bancar a sus afiliados en los controles contra COVID-19

El líder del sindicato santafesino, Sergio Aladio, reclamó medidas "más seguras" e dijo que los controles en el peaje de General Lagos "es una simulación"


El secretario general del Sindicato de Camioneros de Santa Fe, Sergio Aladio, afirmó que los controles que se realizan en el peaje de General Lagos, sobre la autopista Rosario-Santa Fe, “son simulacros”, y reclamó que se efectúe un control más estricto y en el arroyo Del Medio, lugar que divide esta provincia con la de Buenos Aires.

La contundente definición del gremialista se da en el marco de la preocupación que genera la llegada de unos 800 camiones a Rosario provenientes de la ciudad de Buenos Aires, que es el principal foco infeccioso de coronavirus en el país.

“Estamos preocupados porque no hay un control sobre el ingreso de mercadería y sobre los trabajadores que vienen desde Buenos Aires. En su mayoría, son choferes de nuestra provincia que transportan cargas a Buenos Aires y que luego traen otras hacia Rosario”, afirmó.

Aladio aseguró que esta mañana, en el peaje de General Lagos, “los camiones pasaban libremente y sólo se hace una simulación de medición de fiebre. Es muy difícil medir la fiebre con tanta rapidez. Sólo te apuntan con la pistolita y así la miden”.

“Estamos tratando de evitarlos, pero habrá contagios. Hay que identificar a las personas que se contagia para evitar que no propaguen la enfermedad. General Lagos no es el límite entre Santa Fe y Buenos Aires. Quedan en el medio Arroyo Seco, Fighieras, Pavón y Villa Constitución. Todas esas localidades tienen libre acceso viniendo de Buenos Aires. Los controles fronterizos hay que hacerlos en el Arroyo del Medio”, remarcó.

Fuente: La Capital

Comentarios