Logistica portuaria

Sistema STOP: balance “muy positivo” y fuerte apoyo para su continuidad

El sistema de turnos implementado en las terminales portuarias del Gran Rosario alivió los cuellos de botella en épocas altas de cosecha. Empresarios, instituciones y funcionarios valoraron sus notables resultados.


Guillermo Campra

A un año de su implementación, el sistema de turnos (STOP) puesto en marcha en las terminales portuarias del Gran Rosario tuvo un balance positivo y un fuerte apoyo de transportistas, productores y exportadores. A mediados de esta semana, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, se reunió con los actores de los sectores para realizar un balance de la iniciativa, cuyos buenos resultados motivó un pedido de continuidad.

El sistema STOP viene a solucionar el problema de cuellos de botella que se generaban en las terminales portuarias, sobre todo, en épocas altas de cosecha, cuando los camiones se amontonaban en las afueras durante largas horas o días y quedaban expuestos a situaciones de inseguridad.

Su implementación asegura que los centros de descarga otorguen turnos acorde a su capacidad y disponibilidad. El titular de la mercadería solicita a la terminal el turno de espera para poder descargar en el puerto. La terminal carga los datos del pedido a una base online que es verificada por AFIP antes de otorgar el Código de Trazabilidad de Granos (CTG). AFIP no otorga CTGs hasta no verificar que exista el turno de descarga asignado lo que impide el envío de camiones sin turno a las terminales portuarias y que se produzcan esas largas filas de espera.

“La forma en como fue planteado derriba mitos respecto a la conveniencia de que el camión espere. Había que generar eficiencia, y las terminales aportaron todo su conocimiento y vocación, como también los transportistas, con los que trabajamos codo a codo (…) También hubo una mesa chica de gente con mucho conocimiento que aportaron soluciones rápidas”, dijo a BCR News el director nacional de Transporte, Guillermo Campra.

Desde su implementación, en septiembre de 2018, el STOP, el sistema de turnos que implementó el Gobierno nacional para agilizar la descarga de camiones en los puertos de Gran Rosario y de la Provincia de Buenos Aires, fue utilizado por casi 3 millones de camiones para la descarga de mercadería. “Ya son 35 las terminales que operan con STOP, la app de consultas públicas tiene más de mil descargas y hemos contestado más de 2 mil emails desde la mesa de ayuda. No hemos dejado un caso sin solucionar”, dijo Campra.

El debe y el haber

“Es un sistema exitoso no solo por los resultados, sino también por la forma en que el Estado nacional convocó a trabajar a las empresas para diseñarlo”, aseguró Gerardo Luna, gerente del Área de Embarques de Vicentín. Quien reveló que las terminales siguen adelante estudiando mejoras: “Hoy, el sistema da un turno por día, pero la idea es bajar la banda horaria a menos de 24 horas. Inclusive, estamos diseñando un sistema para poder otorgar turnos hora por hora. Cada empresa está trabajando en eso de forma particular, pero todas perseguimos el objetivo de hacerlo más eficiente”.

Según Campra, además de las mejoras que pueden introducir las terminales, “la clave es el manejo de flujo de como llegan los camiones hasta allí y la infraestructura que todavía falta”.

Por su parte, el gerente de la Cámara de Comercio de San Lorenzo, Gabriel Abbo, aseguró que ” los camioneros ya no esperan días (…) El sistema STOP ha venido a solucionar una parte del problema, la otra parte tiene que ver con las colas de camiones y las esperas que a veces se producen por una cuestión de simultaneidad y falta de accesos adecuados”.

“El desafío que tenemos que poner en agenda para el nuevo gobierno para ver se puede completar el trabajo que ya se hizo con estas obras absolutamente necesarias para que entren los camiones a los puertos, porque sino el año que viene vamos a estar con serias complicaciones”, dijo Abbo.

Algunas de las obras solicitadas al Ministerio de Transporte es consolidar algunas calles de tierras sobre todo en la zona de Timbúes porque allí se van a incorporar unas nuevas terminales y esto implica un flujo de un 30/40% mayor al que ya tenemos y necesitamos tener un plan B que mejore lo que ya hay. Aunque no podemos pensar en una obra de gran infraestructura porque los tiempos no dan”, apuntó el dirigente.

Comentarios