Soja: elevan a 48,3 millones de toneladas la previsión de cosecha

La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa local mejoró su estimación anterior. Redujo la del maíz para este ciclo agrícola.


La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario elevó ayer sus estimaciones de producción para la soja y la ubicó en 48,3 millones de toneladas y redujo las previsiones para el maíz, para el que prevé una cosecha de 24,5 millones de toneladas, 800 mil menos que en el informe anterior.

Según precisó ayer el GEA, a partir de un incremento en el rinde nacional promedio, a 25,8 quintales por hectárea (qq/ha) y una superficie no cosechada de 750 mil hectáreas, “se estima una mayor producción de soja, en 48,3 millones de toneladas, contra los 48 millones previstos en el informe del 25 de febrero pasado, es decir un un 0,62 por ciento superior”.

Por otra parte, aclaró que estos números se basan en los resultados obtenidos en soja de primera en la zona núcleo.

Según el relevamiento local, los mejores rindes en la zona núcleo compensan la caída del norte del país y permiten elevar las estimaciones de producción totales.

“Las lluvias de marzo fueron muy importantes para la provincia de Córdoba y el norte de Buenos Aires ya que permitieron sostener los pisos de la soja tardía y de segunda. Esto contrasta con las duras pérdidas registradas en el norte productivo”, precisó el GEA.

Con menos lluvias que el año pasado inclusive, “el norte del país presenta una gran cantidad de hectáreas que no serán cosechadas y bajos rindes”. Así, explica que “tomando las cuatro principales provincias productoras norteñas —Salta, Tucumán, Santiago del Estero y Chaco— que sembraron 2,4 millones de hectáreas con soja, unas 450 mil hectáreas quedarían marginadas de la colecta”.

Maíz en baja. En tanto, para el maíz el GEA achicó las previsiones. “En el se redujo el rinde de 71,7 qq/ha a 70,5 qq/ha, de manera que la producción se ubica en 24,5 millones de toneladas, con 800 mil toneladas menos que en el anterior informe”, explicó.

El avance de la cosecha permitió incorporar datos de rendimientos, que resultaron inferiores por las adversas condiciones climáticas en la región pampeana, pero sobre todo, en las provincias del NOA y NEA.

“Los resultados provinciales disminuyeron sensiblemente en ambas regiones y en la provincia de Córdoba. Se hizo un ajuste negativo, aunque en menor medida, en los rindes de Santa Fe y Buenos Aires”, aclaró el relevamiento.

La zona núcleo salvó el rinde. Según precisó el relevamiento se elevó en 1 quintal (a 26,1 qq/ha), el rinde promedio para Buenos Aires, respecto del informe anterior.

También se dio una mejora en la provincia de Santa Fe (27,3 qq/ha vs 26,4 qq/ha de la estimación anterior), particularmente en sobre los departamentos del sur, impactando en algunas décimas en el rendimiento promedio.

Por otra parte, el progreso de la cosecha en Córdoba “sigue arrojando valores muy variables, pero que han acercado gratas sorpresas en el oeste”.

El promedio de la provincia de Córdoba quedó ajustado en 27,3 quintales, versus los 26,3 qq/ha del mes anterior.

En la zona NOA y NEA, los meses de marzo y abril fueron “seriamente deficitarios en el norte del país y condicionaron las posibilidades de mejoras en los cultivos”, dijo el GEA.

Para Salta, Tucumán, Santiago del Estero y Chaco, que, en conjunto, sembraron 2,4 millones de hectáreas, se estimaba un rinde promedio de 16,6 qq/ha en la anterior estimación. En este último informe difundido ayer, el rendimiento medio es recortado en casi 3 quintales, quedando en 13,8 qq/ha.

Fideicomiso a productores de trigo

El gobierno nacional formalizó ayer la creación de un fideicomiso para el reintegro de las retenciones del trigo de la campaña que empieza en los próximos días, para “fomentar el crecimiento de la producción y la rentabilidad”. Así lo estableció a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial. El “fiduciante” será el Estado nacional a través del ministerio de Economía; el “fiduciario” será Nación Fideicomisos, y los beneficiarios, los productores de trigo.

Fuente: La Capital

Comentarios