Máxima tensión

Sorrequieta bajó todos los cuadros de Herme Juárez que decoraban la Cooperativa

El actual interventor de la Cooperativa recibió a Juárez la semana pasada. Fue un encuentro tenso centrado en el histórico enfrentamiento de ambos dirigentes.


Herme Juárez

Las dependencias de la Cooperativa tienen una impronta en su decoración que era marcada por el propio Herme Juárez, entre los detalles más salientes estaban las fotografías del propio Juárez decorando las paredes, dejando muy claro quien tomaba las decisiones en una entidad que tiene como espíritu la cooperación y las decisiones democráticas.

Los anteriores interventores judiciales decidieron mantener el lujoso despacho de “Vino Caliente” con precintos para que nadie pueda ingresar. Daniel Sorrequieta (interventor judicial) decidió abrir el lugar, y utilizarlo para recibir al propio Juárez, con un detalle que tiene una lectura política demoledora, todos los cuadros de su figura y la de sus familiares que decoraban las paredes estaban descolgados y en el piso.

El encuentro de Sorrequieta y Juárez según cuentan fuentes cercanas tuvo momentos de mucha tensión. Ambos dirigentes fueron intendentes en la ciudad de Puerto San Martín y adversarios políticos, Las heridas aún abiertas de las duras campañas electorales salieron a la luz luego de más de 20 años, Juárez fue humillado por Sorrequieta al punto que el abogado del ex Presidente de la Cooperativa pidió que por favor haga una pausa en la embestida.

“Juárez no entiende que es una Cooperativa, piensa que es el dueño”, está frase es la que más se escucha en los pasillos de la Cooperativa de Trabajos Portuarios, por otro lado aseguran “vivió toda la vida como un rey, busquen si algún estibador tiene al menos el capital de toda su vida que equivalga al valor de la pileta que Juárez tiene es su casa de San Lorenzo”. Los estibadores y socios de la Cooperativa están pidiendo a la intervención el llamado a elecciones en los próximos 90 días ” queremos comenzar un ciclo virtuoso de la entidad y borrar el miedo que Juárez representa para todos los puertos de la región”.

Juárez con su poder licuado por completo tira manotazos de ahogado en busca de satisfacer su ego, su circulo intimo tiene muy claro que la vuelta de Juárez a un lugar de poder en la Cooperativa como en el SUPA es una utopía. La forma de construcción de poder que utilizó Herme Juárez es probablemente la principal causa que lo deja sin ningún margen de acuerdo.

Sorrequieta hace honor a la frase popular “La Venganza es un plato que se sirve frío”, sin cuadros en las paredes comienza a desgranarse la historia de uno de los dirigentes más importantes del Cordón Industrial.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios