HUMOR

Super Argentos: los mejores héroes y villanos de la política argentina

POR JORGE FOSSETTI - En Venezuela estrenaron los dibujitos de Superbigote, un superhéroe inspirado en Maduro para enfrentar a los clásicos personajes yanquis. Pero en Argentina no nos quedamos atrás: aquí presentamos la nutrida galería de superhéroes del Argento-Verso.


“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” es la frase de cabecera que todos los superhéroes de la política argentina NO conocen. Aún así, a ambos lados de la grieta, tenemos personajes de lujo.

Por ejemplo, muchos y muchas en el oficialismo se ven a sí mismos como Batman: son millonarios disfrazados de justicieros. El problema es que aparezca y hable algún Alfred traicionero, en este caso, el que conoce dónde tienen la baticueva con los morlacos.

En la vereda de enfrente, la oposición anda esperanzada pero medio dividida. Desconfían de sus propios aliados, y es posible que los unos debiliten a los otros. Y bueno, no olvidemos que Superman y la kriptonita vienen del mismo planeta.

Pero vamos a la prestigiosa lista de protagonistas del Argento-Verso:

Empecemos por el Capitán América. Primero hay que decir que americanos somos todos y habría que denunciarlo por apropiación cultural. Igualmente no tenemos nada que envidiarle; nosotros somos cuna del Capitán Piluso, del Capitán Bermúdez y del Capitán de la Selección.

Hablando de capitanes, la lista sigue: en vez del Soldado de Invierno, acá tuvimos al Capitán Ingeniero que nos dijo que había que pasar el invierno. En vez de la Capitana Marvel, tenemos a Evita Capitana. Incluso el Capitán Frío está en el Ministerio de Economía intentando congelar los precios.

Y en vez de Visión… bueno, nunca tuvimos mucha visión para resolver nada, ¿no?

Recientemente se estrenó la última peli del Universo Marvel, Los Eternals. ¡Vamos! Eternos son los nuestros: intendentes bonaerenses, gobernadores norteños y dirigentes sindicales hace siglos que están entre nosotros.

Si el Doctor Strange estuviese en nuestro Ministerio de Salud, capaz que no se habrían afanado las vacunas. ¡Una lástima! Ojalá viniera Linterna Verde para echar un poco de luz sobre el tema.

¿Y qué me dicen de los 4 Fantásticos? Hombres Antorchas tenemos a montones: recontra quemados y siguen participando. caras de Piedra sobran, Invisibles también. Para completar, en el Banco Central tenemos al Hombre Elástico: puede estirar la emisión monetaria hasta límites insospechados.

Cuando éramos chicos veíamos los dibus de una Liga de la Justicia bastante inocentona. Porque aparte de los Gemelos Fantásticos (no, no eran Néstor y Alicia), tenían una valiosa diversidad étnica. Estaba el Jefe Apache que crecía de tamaño: ahora en Argentina tenemos al Jefe Mapuche que crece velozmente, pero en hectáreas tomadas. ¡Volvé Patoruzú!

Mystique, la chica azul de los X Men, la que podía cambiar de identidad y tomar cualquier personalidad no tiene nada que envidiarle a nuestro Panqueque-man, ya sabemos quién es. Además, su compañero, el Profesor X se nacionalizó argentino. ¡En serio! Vino muy contento hace unos meses y sacó su nuevo DNI en el cual, en vez de M o F, pudo poner la X.

Pero mejor, al que tendríamos que traer y darle la ciudadanía es a Flash, a ver si puede hacer más rápida a la justicia y a toda la burocracia criolla.

¿Vieron Shazam? La historia de un grupo de niños que de repente adquirieron poder. Cualquier parecido con La Cámpora es pura coincidencia.

Aunque hay que valorar a los jóvenes y sus luchas, como por ejemplo la ecología. Lamentablemente, en esta área, ningún Aquaman (ni el de antes que era un rubiecito de remera anarajada que parecía el 9 de Holanda, ni el de ahora que es un hippie con onda) podrían durar 10 minutos sumergidos en el Riachuelo ni llevar un poco de paz al Paraná, entre bajantes extremas y feroces incendios.

La que debe ser ecológica es una heroína con nombre faunístico: la Avispa… ¿será la que en su momento le picó la cara a Carlos Saúl?

Lo preocupante en Argentina es que la Seguridad Nacional está en manos del Hulk de Quilmes. Parece un tipo formal pero al menor estímulo se transforma en una bestia que rompe todo y balbucea sinsentidos sin la menor culpa.

Así es el Argento-Verso. ¡Qué vamos a hacer! Son los superhéroes que nos tocaron. Mientras tanto nosotros, pobres mortales, tenemos que seguir laburando. Con la garra de Wolverine y dándole al martillo de Thor… ¡Qué Maravilla!

(Continuará…)

Comentarios