¿Y ahora?

Suspenden exportaciones de la firma que fasonea las instalaciones de Vicentín

Lo decisión el Banco Central. y apunta a Grupo Ollio por "demorar" la liquidación de divisas. Esta firma alquila el predio sanlorencino y así se paga el sueldo a los aceiteros


El Banco Central de la República Argentina (BCRA) ordenó a la Dirección General de Aduanas “no dar curso” a los pedido de despacho y embarques de granos de la empresa Díaz y Forti, que forma parte del Grupo Olio, la compañía rosarina que opera a fasón (alquiler) las dos plantas que Vicentin en San Lorenzo, una sobre el río Paraná y otra en el límite con Ricardone.

La medida es otro golpe para la agroexportadora, que se suma un concurso de acreedores y que el juez que entiende en dicha causa ordenó su intervención por un plazo de 90 días.

La decisión de suspender las exportaciones del Grupo Olio se tomó un día después de que el BCRA diera de baja las operaciones en el mercado de cambios a la empresa, por sospechas de que demoraba la liquidación de divisas de exportaciones realizadas por más de 300 millones de dólares.

Fuentes del sector advirtieron que la investigación del Banco Central apunta a que esa demora respondía a la búsqueda de una diferencia entre el contado con liqui y el dólar blue, con los fondos que debía rendir; ergo, una especie de bicicleta financiera..

Fernando Jurado, CEO del grupo Olio, afirmó que, con dicha medida, “buscan sacar a esta empresa del mercado para cortar el flujo de dinero a Vicentin”.

El directivo admitió que “puede haber habido demoras en la liquidación de divisas, por lo que hay expedientes administrativos abiertos, pero eso es parte del giro comercial del negocio agroexportador”.

A través de la resolución NºC88678, el Banco Central dispuso ayer suspender a Díaz y Forti de operaciones de cambio para “egresos” del país de divisas. Un día después se conoce la otra resolución que es consecuencia de la primera, que blanquea la sospecha del BCRA de que había maniobras oscuras con la liquidación de dólares.

Hace dos semanas, el Ministerio de Agricultura suspendió del Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) a Díaz y Forti. Esa medida fue luego levantada, pero fue una señal contra la empresa. Ninguna firma puede operar en el mercado sin estar en ese registro.

Vale mencionar que el grueso del dinero que aporta Grupo Olio para fasonear las instalaciones de Vicentín se utiliza para mantener el predio industrial y pagar salarios a sus trabajadores; si durante ese plazo no puede operar en embarques, habrá que observar si de igual manera puede cumplir con los plazos de pagos acordados en dicho alquiler. Caso contrario, los haberes de los operarios podría peligrar.

Fuente: la Nación

Comentarios