Ayuda Social

Tejeda: “Implementamos un control de eficiencia para que la ayuda llegue a quien realmente la necesita”

El gobierno provincial aumentó un 80% los montos de ayuda social y asiste a diario a unas 325 mil personas en materia nutricional. A la par, se realizan auditorías en comedores y copas de leche con convenios de la gestión anterior. Ya se encontraron al menos 100 con irregularidades, sobre un 17% relevado. Hay denuncia judicial.

“desde que asumimos el gobernador Maximiliano Pullaro nos pidió que ningún niño o niña se quede sin un plato de alimento; tenemos ese desafío, pero también el desafío de ser eficientes con el uso de los recursos y así encaramos el trabajo desde el primer día que asumimos”. “Hay muchas instituciones que trabajan muy bien ante esta realidad que vivimos, con índices de pobreza superando el 55 %, indigencia más del 15 %. Son datos que nos duelen y es por eso que asumimos este desafío y estamos actualizando con un aumento promedio del 80 % las partidas para programas alimentarios”, detalló Tejeda. La ministra también señaló que “desde Nación no estamos recibiendo ningún acompañamiento, ningún programa con respecto a seguridad alimentaria. Hasta el día de hoy no hay ningún convenio firmado. El gobernador nos pidió que hagamos el esfuerzo para poder llegar a cada uno de esos espacios que son comedores, son instituciones que vienen trabajando y vienen trabajando muy bien”. Tejeda detalló que “estamos pasando de 1.090 millones a 1900 millones de inversión mensual porque sabemos de primera mano que esto es necesario. Nosotros recibimos y escuchamos a todas las instituciones y a las personas, también a los municipios y comunas que nos demandan el acompañamiento en programas alimentarios”, aseguró la funcionaria.

Cuidado de los recursos

A su turno, Sergio Basile brindó los pormenores de distintos relevamientos de control que desde el área se están llevando adelante en convenios celebrados durante la gestión anterior: “Instamos a nuestros equipos a que generen auditorías y controles en el territorio. Para eso fue fundamental también el trabajo de la planta permanente de todo el equipo de seguridad alimentaria, porque realmente encontramos aliados en querer hacer las cosas bien”, contó. Basile especificó que sobre el 17 % del total de 900 comedores ya auditados, se encontró irregularidades de diferente tipo en 100. Y puso como ejemplo dos casos graves: “Detectamos una supuesta suplantación de identidad donde una persona, un titular de una tarjeta, recibía dinero, fondos públicos de este Ministerio y no conocía esa existencia de los fondos en la tarjeta de su titularidad; y por otro lado, nos hemos topado con que donde se enviaban fondos para un comedor o una copa de leche, había una plaza o un depósito vacío. Los vecinos de la zona también a través de las consultas que hicimos y entrevistas, nos manifestaron que nunca existió ese supuesto comedor o copa de leche, o que hace tiempo ya no existían. Pero seguían recibiendo los fondos”. El funcionario agregó que “hicimos las denuncias pertinentes ante la Justicia con la ministra porque entendemos que se tiene que trabajar de esta manera. Aquellos que hacen las cosas bien van a tener nuestro acompañamiento, vamos a trabajar codo a codo y aquellos que hacen las cosas mal y que buscan un atajo, una alternativa y sobre todo defraudan al Estado, van a tener que dar explicaciones en la Justicia”, afirmó. Finalmente, Basile admitió que “los recursos son finitos y sabemos que estamos pasando un momento muy difícil en la provincia de Santa Fe”, al mismo tiempo que confirmó que “hay una decisión muy clara de nuestro gobernador Maximiliano Pullaro: vamos a atender la seguridad alimentaria, trabajamos para que cada santafesino tenga su plato de comida”.]]>

30