Puerto San Martín

Terminal 6 apuesta fuerte y se encamina a terminar una mega celda de almacenamiento

La empresa que supo ser el puerto más de grande América Latina, nació como un puerto de servicio para 6 empresas del agro Argentino. Hoy es propiedad de Bunge y AGD y se convirtió en un complejo industrial de agroexportación.

Durante mucho tiempo se debatió en los foros relacionados con el agro que la capacidad de almacenaje cerca de los campos iba a ser un punto crítico para el crecimiento de la producción de cereales en el país. Este punto fue solucionado con la innovación disruptiva de los silos bolsas que permite a los productores tener a resguardo su capital de las volatilidades de los mercados.

Lo que fue una solución para los productores se convirtió en un desafío para la industria aceitera producto de que sus sistemas de originación no tienen más las ventajas de grandes centros de almacenamiento que le permite al productor tener al resguardo su mercadería. Estas instancias de almacenamiento con la metodología financiera de mercadería a fijar fue un elemento que encontraron algunos corredores en sociedad con agroexportadoras para poder ofrecer a los productores un elemento financiero que le permita vender en momentos alcistas del mercado.

Terminal 6 rompe la inercia de época y construye una mega celda de almacenamiento para 360.000 toneladas en su predio industrial de Puerto San Martín. La obra está en plena ejecución y se espera que esté inaugurada para mayo de este año y pueda ser utilizada para el almacenamiento de esta campaña gruesa de soja.

La utilización de inercia no es una palabra utilizada a la zar, la utilizamos porque es una característica de movimientos de la industria agroindustrial, cuando un jugador mueve las fichas de inversiones se va generando un efecto contagio para no quedar por debajo de las ventajas que se puedan ofrecer al mercado de originación. En 2005 primó la tendencia de duplicaciones de capacidades de crushing en todas las empresas y se hicieron obras por cientos de millones de dólares que dejaron a los complejos con capacidades instaladas de producción que superan la ofertas de soja en más del 50%.

Incentivos para la producción

Argentina lleva 20 años sin crecimiento de producción de soja, esto se explica por los regímenes impositivos de retenciones que hacen que no se extiendan las fronteras de siembra producto de que se hace antieconómica la producción a más de 500 kilómetros de los puertos. Pese a esto las empresas agroexportadoras siguieron con inversiones de instalaciones portuarias para la exportación de porotos, estas inversiones se concentraron en la localidad de Timbúes y fueron impulsadas por ACA y ADM que construyeron sus elevadores en las costas del profundo río Coronda.

El Consejo Agroindustrial Argentino presentó a los candidatos a presidente los puntos claves que podrían empujar al país a duplicar sus exportaciones, uno de los puntos claves es la eliminación de los derechos de exportación y el otro en la liberación de cepos cambiarios.

Los directivos de AGD tienen muy buen olfato de época, habrán olido crecimiento?

30