Coronavirus

Timbúes acusa a laboratorio rosarino por mal informar hisopados y hasta paralizar un puerto

"Le pedimos a la Provincia mayor control", señaló el presidente comunal Amaro González. Los casos de COVID en Cofco fueron todos desmentidos. "No vaya a ser que algún vivo quiera hacer negocios.", especuló


Un caso de COVOD-19 positivo notificado oficialmente por la Provincia sobre un residente en Timbúes alertó a las autoridades comunales que ignoraban el hecho y que tampoco sabían a quien indicaban como tal.

Se trata del “positivo” difundido en el parte de ayer. Según el presidente comunal Amaro González, “no hay caso alguno”, por lo que ratificó que Timbúes “sigue sin casos positivos de coronavirus”.

Según su análisis, podría tratarse de un “error” del laboratorio encargado de confeccionar el hisopado y que ahora volvió a informarlo una semana después que ya lo hubiera hecho, pues se trata de uno de los tres operarios de Cofco que residen en el pueblo y que habían dado, en ese primer testeo, como contagiados.

Sin embargo, horas después la Comuna realizó una primera contraprueba que dio negativo y luego una segunda en los laboratorios Cemar (Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario), con el mismo resultado.

Ergo, ese mismo operario sindicado como contagiado, pero luego descartado por las contrapruebas, fue otra informado como enfermo y por ello publicado como tal en el último parte del Ministerio de Salud de la Provincia. Y para más gravedad aún, como “investigado”.

¿Quien cometió tal equivocación? “Fue el Laboratorio Gama”, precisó González en relación a dicha firma situada en Rosario.

“Dada la situación, le solicitamos a la ministra (de Salud) que disponga de mayores controles a los laboratorios que realizan estas pruebas, pues en esta oportunidad no sólo confirmó tres casos como positivos, que luego fueron desechados como tal, sino que volvió a informar de un caso cuya prueba se hizo hace una semana atrás y que ya se lo había informado a la Provincia”, precisó González.

Y también cabe indicar que, sin formular una denuncia precisa, dejó expuesta una hipótesis que no suena descabellada: “No vaya a ser que algún vivo quiera hacer negocios con un tema tan delicado como este”.

Igual aclaró que pudo tratarse de un error.

Los resultados de esos primeros hisopados que se detectaron en Cofco, en su planta de Timbúes, quedó demostrado que fueron mal confeccionados. De hecho, se realizaron luego contrapruebas que dieron negativo.

Lo grave fue que por ese informe se paralizó uno de los puertos más importantes de la región. Y a semejante daño económico habrá que agregar también el tiempo y dinero aportado por la Comuna (solventó las contrapruebas) como así también la “mala sangre” por la que debieron atravesar esos operarios.

Formalmente se remitió un escrito al Ministerio de Salud, a cargo de Sonia Martorano, quien se adelantó respondiendo que es el Colegio de Bioquímicos el que inició dichos controles.

 

Comentarios