Estibadores heridos

Tiros y heridos: Hay preocupación por escalada de violencia en el Puerto de Buenos Aires

En la región se mira con preocupación la presión que está ejerciendo el gremio que lidera Juan Carlos Smith, ex titular de la CGT nacional, para quedarse con parte de las operaciones en los puertos del Cordón.


Foto Mundo Gremial

Momentos de tensión se vivieron durante la madrugada de este domingo en el Puerto de Buenos Aires en medio de la disputa salarial que llevan adelante los estibadores del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA).

Todo pasó cuando los trabajadores se manifestaban en las puertas de ingreso a las instalaciones de Terminales Terminal 4 SA y Terminales Río de la Plata SA. En ese momento una caravana de unos diez autos se hizo presente en la puerta de ingreso a Terminal 4, y tras autoidentificarse como “la hinchada de River” comenzaron a atacar a los estibadores.

En ese momento, según público el diario especializado en noticias gremiales Mundo Gremial, desde interior de la terminal se acercó al lugar de conflicto el Gerente Marcelo Cimminet “con cuatro matones armados”. Ninguno formaba parte del staff de empleados del Puerto.

Eran cerca de las 4 de la mañana. Hubo enfrentamientos y fuentes del lugar reportaron tiros hacia los estibadores que se manifestaban en forma pacífica.

Por el ataque, un estibador resultó herido de bala en el tobillo, debió ser hospitalizado y su vida no corre peligro. Otro trabajador recibió una fuerte golpiza y fue atendido por personal médico. También hubo destrozos y varios autos rotos.

El SUPA realizó una denuncia penal para que se investiguen los hechos.

El sindicato de estibadores mantiene desde hace meses una fuerte disputa por mejoras salariales con las empresas a cargo de las concesiones en el Puerto. Las partes habían encontrado un canal de diálogo en el ámbito del ministerio de Trabajo y todo parecía encaminarse hacia un acuerdo.

Había habido una tregua: el gremio frenaba las medidas de fuerza y las empresas garantizaban la continuidad laboral de los estibadores. En el medio, regía una conciliación obligatoria de la cartera laboral.

Pero una decisión empresaria rompió la calma y desató otro foco de conflicto, cuando la negociación estaba por cerrarse. La contratación de personal fuera de convenio para realizar el trabajo de los estibadores en un barco que ingresó al puerto, sin consentimiento del sindicato reavivó las diferencias.

“Los empresarios faltaron a la palabra y rompieron el compromiso asumido”, describió Juan Corvalán, secretario general del SUPA, a este portal al explicar el motivo del nuevo conflicto desatado en el lugar.

Al enterarse de la novedad, los estibadores se hicieron presentes en el Puerto para exigir el ingreso a sus puestos de trabajo e impedir que sus funciones las lleven adelante trabajadores fuera de convenio.

En ese contexto, según relataron desde el gremio, la empresa “les mandó” una patota para romper la protesta y luego culparlos por los graves sucesos de violencia registrados.

“Esto es un claro lockout patronal para romper la lucha del SUPA y los trabajadores. La misma empresa generó el conflicto y no lo vamos a dejar pasar. Vamos a ir a la Justicia para que se aclare todo”, explicó Corvalán.

En la zona hay preocupación por la participación del gremio que lidera el ex titular de la CGT nacional, Juan Carlos Smith, quien según fuentes allegadas al sindicalista busca meter presión para ingresar con trabajadores de su gremio a los puertos de la región y desplazar al SUPA.

 

Comentarios