Todavía falta un año para que esté lista la remodelación de la terminal rosarina

Tras meses de atraso, reclamos, quejas de comerciantes e imprevistos, las primeras 25 boleterías de la Mariano Moreno se trasladarán en pocos días al nuevo sector del edificio


Tras meses de atraso, reclamos, quejas de los comerciantes e imprevistos, las primeras 25 boleterías de la terminal de colectivos Mariano Moreno comenzarán en los próximos días a trasladarse a un nuevo sector del edificio, que será su emplazamiento definitivo. Ya con la segunda fase de las obras en marcha, la intendenta Mónica Fein recorrerá hoy al mediodía el área finalizada sobre el ingreso de calle Castellanos y las tareas que se llevan adelante en la parte central del inmueble. Así y todo, la estación de ómnibus tendrá por lo menos un año más de obras por delante. “Estamos a la mitad de los trabajos”, dijo el secretario de Obras Públicas del municipio, Omar Saab.

Las obras comenzaron en mayo de 2010 a través de la unión transitoria de empresas (UTE) conformada por Pecam y Del Sol, con un plazo de ejecución de 18 meses y un presupuesto de 22 millones de pesos. El proyecto refuncionaliza el viejo edificio construido como estación de trenes y transformado en terminal de ómnibus en los años 50, que actualmente alberga 50 boleterías y más de 34 locales comerciales; y suma más de tres mil metros cuadrados de superficie.

Imprevistos. Desde el inicio hubo varios tropiezos: quejas de los comerciantes que reclamaron no sólo por las demoras en las obras, sino además porque ya finalizados los nuevos locales aparecieron problemas en los desagües y filtraciones.

El responsable de Obras Públicas lo admitió: “Hubo dificultades, tuvimos que resolver problemas con los desagües, la instalación de los servicios también tuvo demoras, y hubo que hacer obras importantes para la conexión del gas, cosas que no estaban previstas”.

Si bien la etapa inicial de la obra ya fue inaugurada, recién ahora las primeras 25 boleterías de un total de 50 que actualmente funcionan sobre las plataformas podrán comenzar a mudarse a su emplazamiento definitivo, en el sector oeste del edificio.

Además de las boleterías, los principales trabajos en ese sector incluyeron el ingreso sobre Castellanos, un núcleo de baños públicos, un espacio de circulación de boleterías y locales, aparte de un nuevo acceso a dársenas para los colectivos y las plataformas del área de espera.

También se sumó un sector de servicios con un área de contenedores, área de descanso, depósito y sala de máquinas, vestuarios para el personal y cabina de control; mientras que en el exterior, sobre Santa Fe, se repararon y rehabilitaron las cordones y las dársenas del transporte público y, sobre Castellanos, se hizo nivelación y bacheo con asfalto. Por otra parte, se realizaron los accesos temporales peatonales y de taxis.

La mitad. Pero aún resta el 50 por ciento de la obra, lo que el secretario de Obras Públicas estimó que llevará “por lo menos un año más de trabajo”.

Esta segunda fase ya en marcha se ejecuta en el sector central del edificio, donde se demolerán los locales que están ubicados en el medio del hall, que se trasladarán al área nueva. Además, se intervendrá parte del edificio histórico.

Según detalló Saab, allí se harán reubicaciones, se cambiarán las instalaciones eléctricas y de agua, y se colocará una estación transformadora; además del recambio de los pisos. El exterior del edificio quedará para un próxima etapa.

Inauguran nuevas conexiones cloacales
Un total de 265 conexiones del plan “Cloacas para mi barrio” se inaugurarán el martes próximo. Así se habitará la red de saneamiento realizada a lo largo de 32 cuadras del barrio San Francisquito, en el sudoeste de la ciudad. Las tareas se suman a las realizadas en Las Flores Este, San Martín, y Unión y Progreso, que forman parte de la primera etapa del proyecto integral de cloacas que completará el tendido a toda la ciudad.

La intendenta Mónica Fein recorrerá la zona el martes, a partir de las 11.30, conjuntamente con el secretario de Obras Públicas municipal, Omar Saab. Se trata del sector delimitado por Castellanos, Uruguay, Iriondo, Garay y las vías del ferrocarril, en unas 32 cuadras.

Solidarias. Las obras son parte de un programa solidario e integrador que llevan adelante en forma conjunta los gobiernos municipal y provincial, la empresa Aguas Santafesinas SA (Assa) y el Banco Municipal de Rosario.

Fuente: La capital

Comentarios