Santafesinos de prepo: el Gobierno patentará autos de otros distritos en la provincia

El gobierno santafesino anunció que intimará a ciudadanos que tienen vehículos radicados en otras provincias por conveniencia económica. En caso de que no se ajusten de manera voluntaria, el Estado actuará de oficio y multará.


Quienes residan en territorio santafesino y tengan sus vehículos patentados en otras provincias tendrán 30 días para regularizar la situación y, si no lo hacen, serán declarados en rebeldía. En ese caso, el Estado tendrá la potestad de hacer el trámite de oficio con multa incluida de hasta un 200 por ciento. Así lo señaló ayer el director de la Administración Provincial de Impuestos (API), José Raffín, quien además arrojó un dato revelador en cuanto a la cantidad de rodados cuyos propietarios pagan el impuesto más barato en otras ciudades del país mediante estas maniobras: más del 50 por ciento de los autos de las localidades del departamento General Obligado, limítrofe con Chaco y Corrientes, están registrados en la pequeña localidad de San Cosme, Corrientes.

Raffin recordó que “los vehículos deben estar inscriptos en donde tienen su guarda habitual” y que si se detecta “mediante cruzamiento” que hay rodados cuyo registro corresponde a la provincia, “se intimará a sus dueños”. En tanto, dijo que “quienes puedan demostrar lo contrario mediante un descargo no van a tener ningún tipo de problemas”.

En la provincia el valor de las patentes lo determina la Legislatura, a diferencia de otras ciudades y comunas del país en donde el gravamen es regulado por los Ejecutivos locales, lo que hace que haya valores muy dispares entre unas y otras.

“Ese contexto hace que muchos se aprovechen de la situación y mientras viven y trabajan en territorio santafesino pagan sus impuestos en otro lado”, agregó el titular de la API.

En cuanto a los casos de este tipo que se dan con rosarinos, Raffin no precisó cifras de vehículos patentados en otras provincias pero sí dijo que “hay autos del alta gama” originarios de la ciudad en esa situación, “aunque no en la proporción de las localidades del norte provincial”.

Sin retroactividad

La decisión del Ejecutivo provincial de llamar a regularizar el registro de vehículos que deben estar patentados en Santa Fe no será retroactiva. No obstante, Raffin subrayó que se empezará a cobrar el impuesto una vez que hayan pasado los 30 días para presentarse espontáneamente y en caso de que sus propietarios no lo hagan, “se empezará a liquidar las patentes a partir de la inscripción de oficio”.

Actualmente, el impuesto a los vehículos importados o nacionales de alta gama es del 2,3 por ciento de su valor durante los primeros cinco años; del 2 por ciento el siguiente lustro y del 1,8 después. “Al tomarse el porcentaje de lo que cuesta el auto, quien pagó, por ejemplo, casi 2 millones por un BMW pagará una patente cara, pero de la misma manera en que se le incrementó el impuesto también se le incrementó su patrimonio”, remarcó el funcionario.

Según indicó Raffin, “Santa Fe viene trabajando desde hace aproximadamente tres años en forma conjunta con las provincia de Buenos Aires y Córdoba, lugares en donde los costos de las patentes son “más o menos iguales”.

Sin embargo, confesó que la labor no dio los frutos deseados y para evitar que continúe el registro de automóviles fuera del territorio santafesino, el Ejecutivo provincial puso en vigencia el 7 de julio pasado la modificación de un artículo de la ley de Presupuesto 13.404, mediante el cual se establece la inscripción de oficio para los rodados que, debiendo patentarse en donde “tienen su guarda habitual”, están en otras localidades del país.

El alcance de la norma

El Código Fiscal de la provincia establece faltas en caso de que se violen las normas a través de algún tipo de artimaña. En este caso, el patentamiento de vehículos en otras ciudades del país, con el fin de pagar los impuestos más baratos, corresponde a una defraudación al fisco. No obstante, para ser un delito de la ley Penal Tributaria, el monto evadido tendría que superar los 400 mil pesos. “Habría que ver en cada caso si existió realmente una maniobra para intentar fraude, pero teniendo en cuenta la cantidad de vehículos de la que se trata, la cifra total sería significativa”, señaló el abogado Carlos Edwards consultado por El Ciudadano.

Debido a que la acción que llevará adelante el gobierno provincial no contempla la retroactividad, será muy difícil encausar a un propietario por el delito penal tributario.

SL24 / El Ciudadano

Comentarios