Cerrada y con sueldos impagos

Trabajadores de Porcelanas Verbano golpean puertas en el gobierno de Omar Perotti

Piden ayuda y que algún Ministerio intervenga en la delicada situación de la fábrica que permanece inactiva desde hace meses y que no volverá a reactivarse. El 70 por ciento de su plantel son mujeres y la mayoría sostenes de familia


“Estamos en tratativas de poder llegar al Ministerio de Producción de Santa Fe para ver si nos puede ayudar con algún tipo de subsidio y así volver a producir”, expresó a El Ciudadano, Daniela Resumi, delegada de Fayart, la ex Porcelanas Verbano en torno al presente y futuro de la empresa bermudence.

Desde hace unos meses, sus empleados (unos 120) recibieron la comunicación oficial por parte de sus dueños del proceso de desinversión en la planta fabril, esto es el desinterés por seguir produciendo.

Sus propietarios son portugueses y desde octubre pasado, tras la muerte del dueño de la firma, sus herederos no están interesados en continuar con sus capitales en Capitán Bermúdez. Ni siquiera les interesa que sea la única y última fábrica de porcelanas que sigue en pie en toda la Argentina.

Desde entonces, la Provincia y la Nación se desentendieron del tema. No hay, hasta el momento, intervención alguna de Ministerio alguno.

Las reacciones sindicales han sido, hasta acá, muy tímidas, tanto del Sindicato Ceramista como de la CGT San Lorenzo, y el compromiso parace más asumido por la prensa, interesada en exponer esta situación, que a los gremialistas y funcionarios obligados en sostener los puestos de empleo y la producción fabril.

Ahora, son sus propios trabajadores lo que dan un paso adelante y comienzan a golpear puertas en las áreas gubernamentales.

Una particularidad: el 70 por ciento del plantel de operarios son mujeres, con antigüedad de hasta 25 años.

“Son muchas madres solas y muchas parejas que dependen de este trabajo; muchos me llaman llorando porque no tienen para comer ni para pagar el alquiler, las deudas y los impuestos”.

En la actualidad, sólo cobran el 50 por ciento de los salarios y es el monto que corresponde al aporte de la Nación (ATN).

La firma les debe el 25 por ciento de los salarios de abril y la mitad de mayo. Y a partir de mañana se les adeudará junio y el medio aguinaldo, además de los aportes sociales de varios meses a la fecha.

 

Comentarios