Tractorazo en el Monumento: los ruralistas del sur santafesinos coparon Rosario

Productores autoconvocados se concentraron al mediodía de ayer en el sitio histórico para reclamar un cambio de política económica y evitar la pérdida de rentabilidad del sector.


Una columna de 60 tractores y camionetas, nutrida por unos 400 productores, alteró la vida del centro rosarino durante el mediodía de ayer. Los chacareros recorrieron sus calles y se concentraron en el Monumento a la Bandera para denunciar la “crítica” situación económica por la que atraviesan.

Si bien reconocen que parte de ello obedece a la fuerte caída del precio de los commodities, igual hubo duras críticas al gobierno nacional y también  a las entidades agropecuarias que los representa. Piden la eliminación de las retenciones  y el próximo paso será una “marcha a Buenos Aires”, durante el próximo mes.

“La mayoría de los productores estamos en situación de quebranto, el próximo presidente tendrá que atendernos rápidamente o nos va a tener que ver desfilar con los tractores el próximo Día de la Bandera”, advirtió Fernando Príncipe, al pie del monumento, en declaraciones al diario La Capital.

El productor es uno de los referentes de Chacareros de Pie, un movimiento que nació hace pocos meses y que nuclea a pequeños y medianos productores del sur de Santa Fe y del norte de la provincia de Buenos Aires. El surgimiento de este movimiento es a consecuencia de sus diferencias con las entidades representativas del campo, desde la Sociedad Rural hasta Federación Agraria Argentina.

“Hay una crisis de representatividad del ruralismo”, denunciaron, y apuntaron a los dirigentes que se reúnen con funcionarios nacionales o dirigentes oficialistas; por ejemplo, expusieron el caso protagonizado por el ex presidente de la Federación Agraria Eduardo Buzzi, que hace unos días se mostró en un acto de Daniel Scioli.

Gustavo Tettamanti, integrante del movimiento y al mismo tiempo dirigente federado, subrayó que el objetivo de la protesta es “alertar a la sociedad sobre la situación de quiebra en la que se encuentran los pequeños y medianos productores de la región”.

Comentarios