Internas calientes

Traferri salió a responderle a Saín y crece la grieta entre ambos

El senador sanlorencino fijó posición frente a las acusaciones que el ministro de Seguridad lanzó contra la Legislatura. Aunque no lo identificó a manera personal, el senador tomó la lanza y lo criticó


El senador provincial Armando Traferri negó que las leyes sobre seguridad sancionadas el pasado jueves pasado en la Legislatura, con el aval de senadores peronistas y diputados del Frente Progresista, apunten al ministro de Seguridad, Marcelo Sain, tal como fue interpretado por funcionarios del gobierno de Omar Perotti, el propio Sain y diputados del Frente de Todos.

“¿Cómo puede ser «en contra de» si no es «el dueño de»? Porque el Ministerio (Seguridad) va a cambiar cuando haya elecciones”, señaló Traferri en relación a las recientes declaraciones de Sain, quien tras la sanción de la ley para controlar los gastos reservados y la reforma del reglamento del Ministerio Público de la Acusación (MPA), había dicho que el Frente Progresista “y la derecha peronista quieren cogobernar la provincia”.

“No son leyes a medida del ministro de Seguridad, me parece que se generan cortinas de humo para distraer o para no tomar la responsabilidad que tenemos como sociedad y uno de los más graves es de la seguridad”, dijo el senador del departamento San Lorenzo.

Traferri respondió a otra de las acusaciones de Sain acerca que los senadores resisten los proyectos de seguridad presentados por el gobierno. “Coincidimos en gran parte con que hay que reformular a la policía, pero hay que buscar consenso para reformar”.

“Mi análisis es que hay muy poco diálogo entre la Legislatura y el Ejecutivo y pasan estas cosas”, dijo al encontrar una razón al cortocircuito con el gobierno. Según el senador, “hace tiempo que las debatimos, desde hace 7 u 8 meses que venimos discutiendo. Si se tomaran el tiempo de analizar el funcionamiento de la Legislatura podrían ver que hay un montón de modificaciones de leyes y no es contra alguien en particular”, agregó.

Una de las leyes aprobadas el jueves prohíbe que funcionarios del Ministerio Público de la Acusación (MPA), o de sus órganos de apoyo, se desempeñen en cualquier tarea en otro Poder del Estado provincial o nacional. Con lo cual, según esa norma, Sain no podría ser ministro. La segunda, en tanto, genera controles sobre los llamados “gastos reservados” en materia de Seguridad e investigaciones a cargo de efectivos policiales y fiscales. Sain dijo que lo que se busca con el control de los gastos reservados es entorpecer investigaciones “sensibles”. Para el Frente Progresista, y los senadores peronistas, es una cuestión de transparencia.

El senador y el ministro mantienen una largo enfrentamiento. En mayo pasado Traferri tuvo declaraciones terminantes (rosario/12) sobre el funcionario provincial al indicar que Saín “no encuentra el rumbo en materia de seguridad”.

Fuente: El Ciudadano

Comentarios