#Tragedia #SanLorenzo Muere una joven mamá por salvar a su hija de ser arrollado por un tren

El luctuoso caso sucedió esta tarde cuando intentó liberar a su hija del interior del auto que quedó detenido en las vías del ferrocarril. La nena, milagrosamente se salvó. La víctima estaba embarazada


Un caso que hace estremecer a la opinión pública ocurrió esta tarde sobre las vías del ferrocarril en su paso por calle Oroño, en San Lorenzo, en proximidades con el autopista Brigadier Estanislao López.

Alrededor de las 14 horas, y por causas que se desconocen, un Volwagen Golf conducido por Andrea Giraudo se detuvo, aparentemente por algún desperfecto técnico, sobre las vías del ferrocarril a la altura de calle Oroño al 1700, de San Lorenzo.

Imposibilitada en poder ponerlo otra vez en marcha, y ante un tren que se aproximaba, la conductora decide descender rápidamente e intentar sacar a su hijo que se hallaba en los asientos traseros del rodado, en una silla adaptada para el traslado de menores.

Pero la desesperación ante lo que parecía inevitable le jugó una mala pasada. Presa de una crisis de nervios intentó una y otra vez desabrochar el cinturón de seguridad, pero sin éxito. A la par, la madre de la víctima, quien también viajaba en el mismo auto y que logró descender, fue fiel testigo de la tragedia que se avecinaba.

A todo esto, el maquinista del convoy, alertado de lo tenía por delante, frenó el tren, pero por la inercia del movimiento no pudo evitar arrollar el coche.

María del Luján Andrea Giraudo de Braidotti, de 29 años, quedó destrozada, pero aún con vida, por lo que fue derivada de urgencia al Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, donde se le diagnosticó neumotorax cerrado, fractura de cadera, fractura en ambas pierna en tibia y peroné, fractura de ambos tobillos y líquido en los pulmones.

A pesar del esfuerzo de los profesionales médicos, la mujer perece alrededor de las 18.

Junto a ella falleció el niño que estaba gestando en su vientre, de 12 semanas de gestación.

Su madre, Ana Sánchez, de 62 años, y la pequeña María José Braidotti, de solo 5 añitos, resultaron sin lesiones.

El tren pertenece al Belgrano Cargas y era una formación con 29 vagones que estaban vacíos y que tenía por destino la ciudad de Rosario.

La víctima vivía en la localidad de Ricardone.

 

Comentarios