#TragediaSalta2141 El sanlorencino que nació de nuevo un día como hoy

Ezequiel es uno de los sobrevivientes de la tragedia más grande que vivió la ciudad de Rosario. "Feliz nuevo cumpleaños" le dice su mamá a través de Facebook. Hoy sigue adelante y fue papá hace pocos días.


El 6 de agosto de 2013 a las 9.41 explotaba y colapsaba una de las torres del edificio de calle Salta 2141, en Rosario. Un sobreviviente sanlorencino recordaba esa mañana para SL24.

“Todavía no caí la verdad, es todo muy emocionante”, le dice a SL24 Ezequiel Risi, sanlorencino que sobrevivió a la tragedia. Al momento de la explosión Ezequiel estaba en un departamento del piso 8°, en la torre que da a calle Salta.”Me estaba cambiando y de golpe me encontré tirado en el piso, con fuego. El ambiente rojo; y había humo y fuego por todos lados”, recuerda Ezequiel y suelta: “No esperaba morirme pero esa era la sensación que tenía”.

Junto a él en el departamento estaban su novia y la hermana de ella. Ambas sufrieron distintas heridas de consideración. Una de ellas una fractura en un miembro inferior y otra sufrió la rotura de un tendón. “Traté de levantarlas para sacarlas pero no podían caminar, y apenas si podíamos respirar. Quería que salgamos por el balcón pero estaba todo destruido. Cuando logré asomarme para pedir auxilio se acercó un vecino que no sé cómo llegó y nos ayudó a salir”, relata Ezequiel.

Después de ello gritos, imágenes que nunca se pueden olvidar. Vidrios rotos, mamposterías colgando, ropa tirada por todos lados. “Se veía mucho dolor por todos lados”, recuerda Eze.

Producto de las lesiones sufridas Ezequiel estuvo internado varias semanas luego de la explosión. Sufrió quemaduras de consideración, golpes y, tal como recuerda, “tenía palos clavados en el cuerpo”. Hoy está bien, aunque todavía tiene “heridas internas, en el alma” que nunca van a sanar.

Pasaron dos años y hoy Ezequiel sigue adelante. Su vida es plena y hasta tiene la bendición de haber sido padre hace pocos días.

 

Comentarios